martes, diciembre 19, 2006

Jaime Hales:Un humanista por esencia

http://www.kioscovirtual.cl/?pg=verentrevista&id=3193
Diciembre 2006

Jaime Hales:Un humanista por esencia

Cómo presentar a un humanista por esencia, bueno, ya presentarlo como un amante del ser humano predispone a imaginar a un gran sujeto, no sólo es su apariencia afable, acompañada de pasos tranquilos y ademanes corteses lo que lo hace un personaje atípico. Abogado de profesión, carrera que abandonó para servir de lleno a lo que mantuvo siempre en una encrucijada, el mundo de lo esotérico.
Jaime Hales no sólo es respetado por lo hecho como abogado de derechos humanos, causa por la que fue, como él mismo describe, prisionero transitorio de Villa Grimaldi o recintos policiales, sino también es reconocido como un gran intelectual. Su inteligencia, creatividad y pasión por las letras lo han llevado a escribir diversos y en las más distintas materias: académicas, esotéricas, poesía y cuento.
En el ámbito de la educación su currículo es abultado, fundador de instituciones de Educación Superior, Director de Escuelas, Decano de Facultad y Rector, aunque lo que más le interesa es la labor de profesor, el enseñar, el comunicar es su tarea.
El transitar de Hales, es diverso, pero sin duda tiene conexión directa con el comunicar, entregar desde la humildad intelectual, desde la observación más íntima y humana del alma, todo aquello que le ha enseñado no sólo el mundo de lo esotérico, sino también la experiencia ¿Cómo surge su acercamiento a lo esotérico?
De siempre, y cuando digo de siempre es de siempre. Si busco en mis recuerdos encuentro el tema de lo religioso, trascendente y esotérico, mi madre era una persona con mucho estudio esotérico; para mi, conceptos como esotérico, trascendente, milagroso, relajación, regresión, son palabras que han estado en mi lenguaje desde que era un niño.
A los 9 años tuve un accidente horroroso cuya trascendencia recién la pude comprender muchos años después, pero en ese instante algo hizo clic que me hizo tomar contacto con muchos temas que tenían que ver con lo esotérico, concretamente comencé a leer sobre las líneas de las manos y de astrología. Leí cosas de astrología sin darme cuenta de lo que estaba haciendo, sin tener conciencia.
Era un gran lector de la Biblia de los evangelios, cuando tenía 7 años leía el evangelio todos los días, llegaba a mi pieza, me ponía de rodillas frente a la cama y leía unos 20 minutos, cosa que no es muy habitual en los niños. Poco a poco me fui encontrando con esto, después fui seminarista, tuve idas y venidas frente al tema esotérico, en donde renegué de todo.
¿Era muy religioso?
Fui seminarista.
Y lo esotérico no es como la parte...
(Adivinando la pregunta) No, lo esotérico es la esencia de lo religioso. Me explico, lo que se llama propiamente esotérico tiene que ver con el corazón del ser humano, y ese ser se relaciona con Dios porque en el corazón del ser humano esta el germen de la divinidad, o sea, tú eres Dios, yo soy Dios en potencia, somos imagen y semejanza de Dios, por lo tanto ese germen de divinidad tengo que desarrollarlo para algún día llegar a ser Dios.
Qué es lo que pasa, que lo esotérico, que es trabajar con lo interior del ser humano, se expresa en la sociedad y al expresarse toma distintas formas. Durantes muchos años hubo una manera de un grupo de gente que armó lo que son las religiones, que consiste en administrar la relación del hombre con Dios, los administradores piden que se organicen frente a su propuesta. Entonces, cuando hay gente que quiere mantenerse libre y tener la relación directa con Dios, lo castigan. Como se castigó eso (lo esotérico), se ocultó.
¿Cuándo se dio cuenta que no encajaba en alguna religión, cuándo fue racionalizado y optó por lo esotérico?
Ya a los 20 años tenía este pensamiento del que renegué varias veces, no veía cómo relacionarlo con el mundo católico, lo único que yo no tenía que hacer era imponerles a los demás mi visión del mundo. Descubrí que no tenía que imponerle nada a nadie, y que tenía que trabajar por mí y por los que están a mí alrededor, yo soy responsable de mí y de mi entorno, de nadie más.
¿Su interés en el tema de lo esotérico es por una necesidad de ayudar a los demás o por usted mismo?
-Tajante- Es que no es lo uno ni lo otro, siempre es simultáneo. ¿Cuál es el motivo? Lo que hago, lo hago para ser fiel con mi tarea y mi tarea tiene que ver con el servicio a los demás, por lo tanto avanzar evolutivamente.
Para mucha gente, sobre todo los que éramos parte de la Universidad Andrés Bello en el momento que usted era Decano de la Facultad de Derecho y Humanidades, no entendíamos el cambio radical de facultativo a tarotista, no lo concebíamos ¿es un prejuicio con el que ha tenido que lidiar?
Bueno por eso me echaron de la Andrés Bello. –No lo sabía- Yo tampoco, me he dado cuenta con el tiempo, no entendía las razones pero finalmente lo entendí. El integrismo católico, fanáticos, que se compró la Andrés Bello exigieron que yo me tenía que ir.
¿Entonces es más radical el prejuicio de lo que se piensa?
Por supuesto, está bien, es parte de la sociedad contemporánea, llevamos 2000 años en esto, sólo que tiene que cambiar, es el mundo que estamos construyendo… Yo sería un excelente ministro de educación, pero no lo voy a ser nunca porque existe el prejuicio de que alguien que se dedica al tarot pueda llegar a ser ministro de educación. Lo diría al revés, sólo una persona que se dedica a las disciplinas esotéricas puede ser ministro de educación, por su visión integral del ser humano.
Si tu revisas el proyecto de la Andrés Bello te darás cuenta que está escrito enteramente por mí. En la confección de los programas trabajé con Pancho Luna. Si miras el proyecto de la facultad, es la única en Latinoamérica que reunía Derecho, Periodismo, Psicología y Bachillerato en Humanidades, nunca Derecho ni Psicología, en ninguna parte de América latina había estado con Humanidades. Por qué tengo ese concepto, porque es un pensamiento holístico. Por ejemplo, formar a un periodista no es entregarle a una persona técnicas para sujetar una grabadora, ni técnicas para escribir bien, es desarrollar a un profesional integralmente, eso significa que debe saber de historia, reflexión en el tema filosófico y capacidad de entender economía, etc. La idea es que un sujeto se desarrolle integralmente, formando a un buen periodista o abogado.
Cuando un abogado es simplemente un aplicador de leyes, le da lo mismo lo que está pasando, por qué los abogados de Derechos Humanos éramos tan pocos, existíamos 8, 9, 10; llegamos a ser 20. Por qué éramos pocos, porque éramos pocos los que teníamos una concepción total del ser humano, los otros eran aplicador de leyes. Entones ese es el tema, te fijas, hay una manera de ver el mundo, integral, completo.
Tal vez no habría tanto prejuicio si Alejandro Jodorowsky asumiera un ministerio, por ejemplo, el de cultura, siendo que el también se relaciona con lo esotérico.
Pero primero que todo es un actor, después fue director de teatro y cine, esa es su formación y eso lo aplica en todo.
Cree que por ser más conocido internacionalmente el prejuicio disminuye, lo digo porque usted también destaca en las letras e intelectualmente es muy respetado.
Es el stablishment, Jodorowsky pertenece al mundo oficial, no hay prejuicio con él. El mundo oficial lo quiere porque el proclama la verdad que pertenece a ese mundo. El no proclama una verdad que signifique sustituir el orden por otro.
¿Y usted proclama otro orden?
Yo soy un revolucionario, quiero construir un hombre que pueda ser feliz más allá de la economía y otras cosas. Creo en un hombre holístico. No estoy de acuerdo que tengamos la constitución que tenemos, ni los gobiernos que tenemos ni nada de esto. Tampoco fui partidario del plebiscito del 88.
¿Por qué?
Porque yo creo que a las dictaduras no se las derrota, se las derroca. La mejor prueba de que dictadura nunca fue derrotada ni derrocada, es el funeral de Pinochet. El problema no es Pinochet, no es la señora de Pinochet, no son sus nietos, son todas personas respetables. Es lo que se logró durante el gobierno militar, construido en un charco de sangre; eso, ha impregnado del dolor a la patria y que en los 16 años que llevamos de Concertación no se ha sanado. Hay que ver los odios, cuando esta gente, los partidarios de Pinochet, agredían a los periodistas, les decían hijos de perra. O cuando los partidarios de Salvador Allende o los contrarios a Pinochet lanzaban piedras contra locales comerciales. Tú dices por qué, porque llevamos viviendo 33 años de manera confrontacional, sin que haya una preocupación verdadera por el ser humano.
Este es un tema educacional, pero qué se ha hecho por la educación en Chile en estos últimos 16 años, nada. Se han preocupado por los colegios, los edificios, las bibliotecas, en un montón de cosas de la misma índole, pero la formación de la persona no le ha interesado, no existe preocupación real.
¿Es una enseñanza deshumanizada?
Es que no les interesa el ser humano, les interesa las cifras, el éxito. Mira los ministros de Hacienda que hemos tenido durante estos últimos 20 años, qué diferencia hay entre un Hernán Büchi, Sergio de Castro, Alejandro Foxley, Eduardo Aninat, Nicolás Eyzaguirre, Andrés Velasco, no hay ninguna diferencia, son los mismos. Todos formados en la misma escuela con el mismo patrón, lo importante son las cifras macroeconómicas. Mientras tanto veo a la gente cada vez más urgida, más acogotada.
¿No cree que en estos 16 años se haya reforzado la política social?
No, es la misma política social de los últimos 32 años, no ha cambiado un ápice. Hoy día no se anda matando a la gente, maravilloso, pero en Chile no hay democracia, en América Latina no existe, claro que se está avanzando, pero muy lentamente. Entonces digo; aquí hay que subvertir el orden, cambiar los parámetros en donde el ser humano pase al primer lugar. Si el ser humano estuviera en primer lugar, no se concebiría las fuerza armadas que tiene este país, se gastan millones y millones de dólares en pa-ya-sa-das, o sea, en cosas de payasos.
¿Qué es esta historia de la compra de armamento? ¿Para qué? ¿De qué estamos hablando?
¿No hay voluntad para cambiar lo que afirma?
Hay personas con voluntad, hay gente buena, si yo no digo que sean malas personas, yo creo que hasta Pinochet, en una cierta medida, era buena persona, era un viejo cariñoso con sus amigos, su entorno, con sentido del humor, pero obvio, si no existe el ser humano completamente malo.
Jaime Hales y el mundo de lo esotérico
El pensamiento holístico es la concepción en la que usted trabaja todos los temas esotéricos, bueno, en todo. ¿Podría explayarse en el tema?
Lo que enseño es que el mundo es incontinuo en el tiempo y en el espacio y que nosotros, aparentemente, somos de un planeta pequeño, de un sistema solar de tercera o cuarta categoría, ubicado marginalmente en el universo, pero que a pesar de toda esa pequeñez nuestra… Piensa lo siguiente: Si quisieras dibujar un plano completo del universo y ponerlo en una cancha de fútbol, no habría un lápiz suficientemente fino para dibujar el planeta, cualquier punto que hicieras sería más grande que el planeta Tierra.
Qué es lo que quiero decir, que a pesar de ser tan marginales en apariencia, somos centrales, es decir, no somos insignificantes, tenemos un significado. Somos indispensables para el universo, cada uno de nosotros, tú y yo, si tú no existieras, el universo hoy sería distinto y eso le da el gran valor al ser humano. Nuestro mundo tiene ciertos criterios, ciertas leyes y órdenes fundamentales y esos órdenes apuntan a una sola cosa, hacer que el hombre y la mujer pueda cumplir con su propósito principal. Cuál es éste: vivir la experiencia de un espíritu encarnado, fusionado en una sola cosa, viviendo con libertad. Para qué, para entender que esa es la manera de evolucionar hacia el desarrollo de su potencia divina.
Nada más ni nada menos. Y eso significa que mientras yo me desarrolle, construyo un mundo acorde con mi desarrollo interior.
¿Lo esotérico vendría a complementar al pensamiento holístico, en busca de interpretaciones suplementarias o alternativas para comprender el contexto y las situaciones?
Alternativa a la religión. Pero es definitivamente complementaria, porque gran parte de las explicaciones que da son ciertas: Dios creo el universo, por cierto, pero nadie puede decir cómo lo creo, nadie. Yo puedo inventar, el hombre se formó del barro al hombre, se puede inventar cualquier historia, pero es un relato que se concibe para explicar algo que no se conoce, sin embargo, hay certeza elemental y todos lo saben de Dios creo el Universo, y de ahí para adelante empezamos a construir.
Todos los relatos son coherentes. Yo vengo enseñando el tema del espiral hace 25 años, como la vida es un espiral y resulta que un día aparece que el ADN es un espiral y todo el pensamiento esotérico ha venido enseñado que la vida es un espiral. ¿Y de adónde sacó el pensamiento esotérico que la vida es un espiral? Hace 1000, 2000, 3000, 10000 años, o sea, la explicación es coherente, cuando a mi un científico me dice ADN, genes, yo le digo, perfectamente relacionado y conectado con todo el pensamiento esotérico.
La Cábala, que es la parte esotérica del judaísmo, de hecho precede a cualquier religión, habla de la fuente, que es nuestra alma, para que ésta pueda almacenar toda la sabiduría e influencias del universo debe estar preparada para que la vida mejore y se logre la verdadera plenitud, para uno mismo y para toda la humanidad. ¿Es algo parecido?
No, yo creo que el alma no es una fuente.
La fuente es sólo un ejemplo.
Yo creo que nuestra alma está siempre preparada, los que no estamos preparados somos los hombres. El alma está preparada pero no dejamos que se exprese de manera adecuada. Tenemos que irnos formando, aprendiendo y viviendo porque lo que hacen las religiones, judía, católica o cualquiera, todas son iguales, es hacer que la gente se salga del mundo obteniendo el máximo de conocimiento para que algún día puedan cambiar al mundo y para eso tienen una especie de brazo ejecutor. Pinochet mataba y comulgaba, Ricardo Claro explota a sus trabajadores y comulga, el primer ministro de Israel se golpea en el muro de los lamentos y mata a miles de palestinos por un soldado israel preso, da lo mismo, y los otros bombardean aviones en nombre de Alá.
La religión tiene un brazo ejecutor que reprime a todo enemigo y, al mismo tiempo, apartar a los religiosos del mundo, porque ellos serían depositarios de la verdad. No, tiene que ser al revés, el depositario de la verdad tiene que estar en cada ser humano, metido en el mundo. Todos los que se apartan terminan en la violencia o en el aislamiento completo.
Involúcrate en el mundo y prepárate en el contacto con éste, para eso está el trabajo, el arte, la sexualidad. Ese es el tema, más que preparar un alma pura hay que preparar a un ser humano involucrado, medido, jugado, parte de la historia que entiende que el mundo es su responsabilidad.
Es una tarea bastante difícil, una utopía.
Pero hay tiempo, yo estoy convencido que antes de 300 años vamos a tener éxito, esa es mi meta.
¿La academia Syncronía es tal vez el punto de partida para lograr su meta?
No, Syncronía no es ideológico, es un espacio que yo cree para que se juntara gente que pensando distinto estuviera dispuesta a enseñar en este camino de formación integral. Generalmente no resiste, la mayoría de los profesores de aquí se van. Por qué se van; por un lado, porque no resisten el pluralismo y; por otro, no asumen el compromiso de la diversidad. Toda la gente quiere escuela, pero la ideológica. Hay gente que me viene a plantear que armemos una religión nueva.
¿Y esto se lo plantean en base de qué?
-Hales en tono de broma-. De lo que me han oído hablar a mí, me dicen, armemos una religión tu eres… completamente desfachatado, mira si hay gente que me coloca cualquier cosa, hay quienes me dicen maestro (susurrando). Yo les prohibí a los alumnos decirme maestro, para mí sólo hay dos formas de decirme: Jaime o mi amor.
Rueda Kármica
¿La rueda kármica tiene que ver con la mochila que todo ser humano lleva, es lo que conocemos como karma?

Es un concepto que he desarrollado y que consiste en cruzar la astrología con el tarot, usar el mapa esotérico de la astrología, que son las 12 casas, y poner ahí las cartas del tarot, comprendiendo cómo en cada área de la vida tenemos etapas que cumplir, lo que viene dado, es parte de nuestra tarea. Carta significa tarea.
La mochila y lo que yo escondo en la mochila tiene que ver con la Luna, con una parte de mi mismo que voy escondiendo, pero que cada cierto tiempo tengo que sacar, porque sino la mochila no me la puedo y me deprimo.
Generalmente, la gente acude a un tarostita motivada por un conflicto, no por un afán de autoconocimiento. Quiere saber que le deparará el destino frente al problema que le aqueja y muchas veces si la respuesta es favorable, no hacen más que esperar a que ocurra lo pronosticado, ya que hagan lo que hagan va suceder igual.
Las cosas son al revés, la gente que cree que está todo escrito esta equivocada desde el punto de vista humano, no del divino. Desde el punto divino todo existe en el mismo momento, no hay pasado, presente ni futuro, por lo tanto está todo hecho. Desde el punto humano construimos nuestro futuro, el futuro no existe. Entonces, que es lo que pasa es que hay una manera de desarrollarse donde uno va tomando opciones, va diciendo si o no.
En esta intrincada red de conexiones múltiples hay tendencias y tareas. Nacemos con tareas, recursos y límites. Si tengo claro mi tarea voy a llegar adonde tengo que llegar y si no la tengo clara, no llego. Cuando leo el tarot, puedo decir tal como están las cosas hoy, si tú te estás alejando o acercando de tu meta. Entonces puedo decir que si sigues por este camino te va ir mal y tú eres libre de cambiar de dirección y si, al contrario, te sugiero que vayas por este camino porque te va ir regio, no te puedes quedar parada, debes seguir. Si no te mueves no va a pasar nada de lo que tenía que pasar, van a ocurrir otras cosas.
Hay que cambiar el concepto de lo que significa el tarot
Claro, a mi lo que me dice el tarot, o los oráculos en general, es qué cosas podría hacer para conseguir mi meta y las cosas que no debo hacer para no alejarme de ella. Eres libres de hacer caso, si quieres equivocarte, no hagas caso.
Una de las cosas centrales que le enseño a mis alumnos es la siguiente: nadie está obligado a ser feliz, tú tienes derecho a ser infeliz. Ah, pero hay cosas que van a pasar igual porque son independientes a la voluntad de las personas.
El tarot es para saber más de uno mismo, porque cuando te conozcas más vas a poder tomar las decisiones adecuadas, vas a poder decir con seguridad esto yo lo voy hacer y esto no.
¿Y Jaime Hales le hace caso?
Le hago caso.
¿Y le va bien?
He aprendido, estoy en esto, abandoné el otro mundo y no me va tan bien económicamente, pero es parte del destino, parte de lo que tengo que asumir; vivir con menos, vivir con más modestia. Además tengo sufrimiento porque me relaciono con gente, que me saca del camino y otra que me vuelve a encaminar.
Yo en estos momentos podría ser un millonario abogado de la plaza, destacado y exitoso. Ahora igual necesito plata para vivir, necesito tener tranquilidad económica, necesito un montón de cosas, pero al final yo creo que estoy más contento y mis energías más limpias, estoy bien. Me enamoro a diario.
Un picaflor…
No, pero me gustan las flores.

sábado, diciembre 09, 2006

Linda semana

Hay que compartir los momentos buenos.
El miércoles, por una iniciativa de mis alumnas de Viña del Mar (especialmente Paula Katz) y aprovechando la hospitalidad de Alejandro Millán mi ex alumno, presenté mi libro POEMA DE AUSENCIA en el Restorán Tip y Tap de esa ciudad. Asistió mi hermano, algunos parientes y muchos amigos y amigas que repletaron el segundo piso. Me presentó el poeta porteño Sergio Muñoz, quien comentó la obra y habló cosas hermosas de mí.
Fue un gratísimo momento.
Hoy sábado tuvimos el encuentro de los Hales de todo Chile. 165 personas provenientes de distintas regiones entre Arica y Puerto Varas nos reunimos en el Estadio Palestino. Distintas generaciones para celebrar con orgullo y entusiasmo ser descendientes de esos primeros Hales que llegaron hace casi cien años. Fueron momentos emocionantes, de profunda alegría, de recuerdos de los que se fueron. Sobre todo del Caco y de la Lola, primos intesamente queridos y que partieron muy jóvenes.
Lo tercero vendrá el lunes: presentar mi libro YO SOY MI ARCANO, que me editó Ramdor House, en la Casa de la Cultura de Ñuñoa a las 20 horas.
Espero que vayan todos mis amigos y los que quieran ser mis amigos.
Semana redonda.

domingo, noviembre 19, 2006

Ronald Schulz ha muerto

Ronald Schulz, "mi ginecólogo", como le decía a mi secretaria cuando me preguntaba por qué lo iba a visitar tan seguido, ha muerto. Era especialista en regresiones y juntos - con Sergio Melnick y otros amigos y amigas - investigamos sobre el más allá. Un espantoso cáncer lo interrumpió en sus más importantes búsquedas y la muerte lo sorprendió cuando tenía pendiente escribir algunas cosas recién descubiertas y avanzar en investigaciones acerca de las tareas de la vida.
Hace dos semanas hablamos. Nuestra conversación versó sobre el perdón, los errores y el amor.
Ronald me guió por las vidas pasadas y me ayudó a comprender muchas cosas importantes para cumplir mi tarea en esta vida. Yo sé que hay personas que no logran comprender mis opciones, pero cuando dudaba sobre si seguirlas o no, él me condujo por los senderos más oscuros del bosque.
Escribiré sobre él. Pronto.
Por ahora quiero compartir con ustedes mi deseo de que él esté bien y sobre todo haya podido dilucidar una de sus peores dudas: si acaso los seres espiriruales con los que se lograba comunicar a través de terceros y le daban mensajes eran verdaderamente superiores o sólo se trataba de orientaciones propias de un portero del cielo o un guardia de seguridad que no sabe lo que pasa dentro.
(Suspiro) La muerte de los amigos duele, aunque uno lo sepa todo. Duele.

sábado, noviembre 18, 2006

De la Contraloría, ahora

Respirar hondo y seguir avanzando.
¿Por qué se rechazó a Pablo Ruiz Tagle para la Contraloría?
Porque el ánimo de algunos es impedir que la Presidenta pueda hacer lo que debe hacer (poco ayudan en su tarea Ministros inexpertos unos y demasiado expertos en maniobras otros).
Dudo que se pueda encontrar a otro candidato como él, ya que en la Concertación puede haber algunos muy buenos (Rodrigo Asenjo, sin ir más lejos o Pablo Hales para recomendar de cerca, a pesar de su juventud), pero la ventaja de Ruiz Tagle es que es un "liberal" al estilo canadiense, es decir, un sujeto que cree en la libertad no como el sustento del capitalismo, sino del progreso humano y eso lo distancia de las cuestiones partidistas. Hombre justo, correcto, ponderado, inteligente, algo vanidoso y autosuficiente (como debe ser todo contralor), de convicciones profundas y estilos tajantes.
Zaldívar el resentido, Ávila el rebelde sin causa, Ruiz Esquide desorientado y la derecha en bloque, declaran preferir a un burócrata de carrera. Cuando la Contraloría requiere cambios, prefieren a uno de los que ha sostenido un estilo y una tradición que ya están agotadas.
Confieso, sin embargo, que si van a nombrar a uno de ellos, mi candidata es Patricia Arriagada, la más inteligente de los tres. Quizás por eso no la nombren, ya que la derecha prefiere el estilo obsecuente de un Sergio Fernández o un Jorge Reyes, fielmente representados por los estilos de los otros auto candidatos internos.
Poner problemas es la tónica vigente. Pocos buscan soluciones.
Cansa, cansa mucho, cuando hay tanto que hacer.

sábado, noviembre 11, 2006

Me cuesta entender

Me cuesta, me cuesta, entender o tal vez aceptar.
Si los vecinos de Ñuñoa tienen problemas, los concejales debemos ser voceros, pero si hablamos de eso, no faltan otros vecinos que dicen que en el Concejo hablamos nimiedades. Claro, es nimiedad lo que no los afecta personalmente.
Si el senador Girardi usa facturas falsas, es decir, que no corresponden a un servicio realmente prestado, el Director de Impuestos Internos dice que eso no es delito: no es que el hecho quede entregado ni a una investigación ni a un tribunal. ¿Es, como dijo Miguel Villablanca en La Segunda, que ahora no es delito tal conducta? ¿O sólo no es delito cuando se trata de un senador?
Me cuesta entender que se haga una defensa tan radical de hechos gravísimos y al mismo tiempo se destruya a un operador político que claramente cumple orientaciones de sus líderes, a quienes quiere seguir e imitar para alcanzar en el futuro las mismas posiciones.
Me cuesta entender que no se quiera tener comisiones investigadoras de responsabilidades políticas, escudándose en que los tribunales investigarán los delitos.
Me cuesta entender que en tanto tiempo no avancemos hacia la democracia pero sí hacia la corrupción.
Chile no es un país corrupto, pero capaz que lo consigan.

domingo, noviembre 05, 2006

POEMA DE AUSENCIA

Ayer 4 de noviembre presenté POEMA DE AUSENCIA en la Feria Internaiconal del Libro. Uno de los pocos escritores independientes que logra presentar allí su obra. Fue un acto hermoso, con más de cien personas en sala abarrotada, todos seguían con atención y emoción lo que allí sucedió. Leonor, la hija actriz de Carmen Gloria Berríos, leyó un texto que mi amiga poeta envió, pues está enferma. Rezaremos por ella. Luego Vivian Lavin, esa periodista extraordinaria de la radio U de Chile, hizo una contextualización de mi libro con otros poetas chilenos.
Lo pasé bien.
Ahora le pido a todos que compren el libro. Hoy estaré en la Feria Internacional del Libro, stand C6.
Desde mañana estará a la venta en:
PALMARIA, Manuel Montt, al lado del cine Providencia;
LILA, en el Patio de Providencia
CATALONIA, en Las Urbinas
SYNCRONÍA, Rafael cañas 16 oficina D.
Es muy barato y puede ser un gran regalo de Navidad.
Y si me llaman, se los firmo.
Pese a que llovizna sobre la ciudad, estoy animoso.
Y el ritual de esta noche de la luna llena (a las 21,15 en Syncronía) será positivo.
Aunque llueva.

domingo, octubre 22, 2006

Gracias a Dios

Todo grato y emocionante. Casi setenta, lo que considera a algunos que fueron quedando en el camino, fuimos los que nos reunimos para recordar los 40 años de la promoción del Colegio de los SS.CC. de Alameda.
Lindo día, espléndido lugar, buena comida, no huibo excesos, vivimos emociones bonitas. Pero la más hermosa fue cuando el ex sacerdote y profesor de Ciencias, Claudio Vogel nos dijo:
"Si volviera a vivir sería un profesor distinto. Fui demasiado duro y les pido perdón por ello, pero es que yo era duro conmigo". Y nos invitó a identificar y cerrar heridas.
Gran día.
Para agradecer a Dios.

sábado, octubre 21, 2006

Aniversario y nostalgia

Cuesta creerlo, pero hace 40 años que egresé del colegio de los Sagrados Corazones de Alameda. Y el próximo año se cumplen 50 desde el accidente que marcó mi vida.
Hoy nos reunimos los compañeros de curso. ¿Cuántos llegaremos? Algunos han muerto, otros están en el extranjero o lejos y no pudieron viajar.
Lo curioso es que si bien algunos siguen teniendo contacto en la vida habitual, aquellos que nos vemos sólo en ocasiones nos seguimos reconociendo, queriendo y sintiendo una solidaridad que tiene que ver con haber recibido esa formación sólida y verdadera de un cuerpo docente heredero de una historia.
Pablo Fontaine, Gerardo Joannon, Gonzalo Valdivieso, Javier Prado, Jaime Blume, Claudio Vogel, Hernán Santis, Humberto Zaccarelli, Hernán Fuentes, Chanchito Riquelme, Potan Ordoñez, Luis Órdenes, Moraga, Fernández, Gustavo Arriagada, Galvarino Peña, Valencia, Betancourt, Cerda, René Bravo, Pepe Vila, Tiburón Alejandro González, fueron algunos de esos profesores que nos marcaron con un sello indeleble que nos hace querernos y estar estrechamente unidos aunque no nos contactemos tanto como nos gustaría.
En mi novela Baila Hermosa Soledad hablo de este colegio y de esa característica de uniodad estrecha y amistad eterna que se fraguó en el silencio de las salas y de los patios, las adoraciones al Santísimo, los retiros, las fiestas, los encuentros a fumar en el baño, las pichangas, los festivales, las travesuras.
Parto ahora, esta mañana de sol, lleno de nostalgia e ilusiones a encontrarme con esos compañeros de más de 40 años.

lunes, octubre 16, 2006

El 5 de octubre y Gonzalo

Hace mucho tiempo que no escribo. Pero todos los días, mientras voy en la micro, camino por las calles o converso con las numerosas personas que se me acercan, pienso en temas de conversación y comentario.
Por ejemplo, en el matrimonio de María Elena me llamó la atención ver cómo el cura falsificaba la lectura del evangelio agregando palabras y cambiando tiempos verbales para acomodarlos a sus admoniciones posteriores y luego hizo citas incorrectas y ex profeso del libro del Génesis. Y me dieron ganas de meterme en eso.
Tantas cosas que no funcionan o que lo hacen a medias y que merecen reflexiones y apostillas, pero que las vamos dejando pasar. La imprecisión de los periodistas de la televisión y la radio, la ignorancia de muchos dirigentes políticos, la malicia de los editores de los diarios para imponer temas y miradas. En fin. Dan ganas de convertirse en una especie de censor público.
No lo hago.
Y cuando Antonio Lara hizo su artículo para celebrar el 5 de octubre, guardé silencio. Sobre todo cuando todos los amigos comunes se fueron manifestando entusiastas con sus dichos. Guardé silencio, hasta hoy.
En el año 1985, en octubre, cuando mi hermana había sido secuestrada por segunda vez publiqué un artículo en la revista ANÁLISIS que se llamó "Ochentaynuevismo". En él denunciaba una tendencia creciente de los opositores a aceptar las condiciones para la aplicación de la constitución pinochetista (debiera decir guzmanista). Y denunciaba eso como una debilidad, tomando una frase de Belisario Velasco: "¡A las dictaduras no se las derrota, se las derroca!". Pacíficamente, por cierto. Después del atentado a Pinochet noté que se ablandó la mano de los dirigentes y se buscó el acuerdo en un pacto político que incluso llevó a algunos a sugerir nombres de civiles para el plebiscito del 88 (Molina, Léniz, Zavala). Hubo aromas de presiones estadounidenses.
Me opuse. Me opuse a la inscripción de los partidos políticos y a todo intento de aceptar las imposiciones del modelo de la dictadura. Junto a otros demócrata cristianos (que no nombraré para no arriesgarlos) fuimos motejados de "los intensos" y se nos habló del realismo frente al martirologio. Nuestro argumento era sencillo: si se pactaba, terminaríamos aceptando lo esencial de la dictadura que eran su modelo económico, su constitución, los enclaves autoritarios, la democracia aparente. Y eso no cambiaría. Sólo cambiarían los gobernantes, pero no las políticas centrales en materias sociales, se mantendrían los altos gastos militares y aquellos poderosos enriquecidos al amparo del régimen militar derechista serían cada vez más ricos e importantes. Y en materia de derechos humanos, la verdad y la justicia se relativizarían para proteger a los culpables de sus delitos de acción y de omisión.
Mi temor era que en el tiempo que vendría después del plebiscito siguiéramos manejados por los poderes fácticos (que un día denunció el recién perdonado Allamand) y que eso marginaría a los jóvenes de la política, atomizaría las estructuras sociales y lanzaría a las mayorías a la marginación y la injusticia.
El riesgo es que cuando esa juventud se dé cuenta de todo lo que significa vivir en un país fracturado, con realidades falseadas, en que los poderosos lo son cada vez más y se enriquecen a costa de clases media y pobres que son cada vez más pobres, en ese momento, comenzaría a verse una explosión social creciente que incrementaría la delincuencia y la violencia en todas sus formas.
Con más con menos, los temores están allí, los enclaves siguen, los mismos de siempre mandan o gobiernan. La juventud está desencantada, pero ansiosa, sabiendo que no tiene canales para expresarse.
Por eso no he podido recordar con alegría ese 5 de octubre. Fui pertinaz luchador contra Pinochet y trabajé por los derechos humanos, pero sólo me incoirporé en los últimos treinta días al trabajo del plebiscito.
Esa noche estaba preocupado. Por primera vez tuve un m iedo profundo, de ese que da frío en los huesos. No por mí, sino por esta sociedad que iniciaba un camino en que se prometerían muchas cosas sabiendo sus líderes que gran parte de eso no era posible porque s ehabía pactado lo contrario. Y ellos mantienen su palabra, como si eso fuera un mérito. Nos conviene. Imagino que alguien pueda haber dicho una frase que le escuché esta noche a un dirigente polìtico de Ñuñoa: "puede que eso no le convenga a los vecinos, pero sí a nosotros". Y yo impaciente pensé en voz alta, muy alta; "lo que no le conviene al pueblo, no puede convenirnos a nosotros". Pero a nadie le importó que lo dijera.
Hemos avanzado, pero muy poco.
Ha muerto Gonzalo Asenjo, hermano de mis amigos, oficial de ejército que trabajó en la CNI. De un balazo. Los datos indican que se trató de un asesinato, montando una escena para aparentar suicidio. Por haber dicho la verdad. Como pasó con Osorio, con Zúñiga Acevedo, con Delmas el comandante nortino y con tantos otros. Tal vez si la dictadura hubiera sido derrocada, Gonzalo hubiera pàsado un tiempo en la cárcel, pero hoy estaría vivo. Y sus asesinos, presos, fuera del país o, al menos, sin el poder de seguir matando a discreción.
Uf, parece que escrbí demasiado. Pero salió de adentro.

domingo, septiembre 24, 2006

FRANCISCA ABREU

Me escribe Francisca, hace preguntas pero no me dice dónde contestarle.
Vi tu blog y me encantan tus poemas. A tu edad no es para declararse frustrado en ningún oficio, menos el de escritor.
MI CURSO: se inicia el viernes 29 a las 18,30 horas. Todos los detalles de precio y forma de pago los conversas conmigo o con mi secretaria MARÍA ELENA en el 2640516 ó 2643063.
CORRAN LA VOZ... O VENGAN A INSCRIBIRSE.

Y ahora le toca al vecino

Y nos reunimos unos pocos, pero muy entusiastas, para trabajar en el tema del Plan Regulador de Ñuñoa. Lo que viene ahora es incrementar la participación de los vecinos, para que todos puedan opinar y hacer propuestas.
Por un lado está la participación oficializada, que es una Asamblea del día 3 de octubre en el teatro Municipal de Ñuñoa, ex California, a las cinco y media de la tarde.
Por otro el desafío a los vecinos de hacer reuniones espontáneas, invitando a los concejales o sin ellos, para generar en ese ámbito discusione slibres y propuestas que se pueden hacer llegar al Concejo.
El desafío es grande. No esperemos más.

sábado, septiembre 16, 2006

Píldoras

El día 22 de septiembre a las 18 horas, en la sede del PDC de Ñuñoa (Brown Norte 60), nos juntaremos todos los vecinos que queremos participar en la discusión sobre el Plan Regulador Comunal, de acuerdo con la propuesta vigente.
Extendamos la invitación a arquitectos, abogados, constructores, paisajistas, dirigentes vecinales y todos los que estén interesados en el tema.
NO ES SÓLO PARA DEMÓCRATA CRISTIANOS, sino para todos los vecinos.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
En los próximos días anunciaré el lanzamiento de mi nuevo poemario: POEMA DE AUSENCIA. Estará a la venta en Syncronía por mientras y luego en varias librerías. SE AVISARÁ OPORTUNAMENTE.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
El 29 de Septiembre inicio mi curso básico de Tarot, que se dictará todos los viernes de 18,30 a 20,30 horas. HAY QUE INSCRIBIRSE YA.

miércoles, septiembre 06, 2006

Avanzamos, avanzamos


Hoy, 6 de septiembre de 2006, Pedro Sabat, Alcalde, recogiendo las aspiraciones de distintos sectores de la comuna de Ñuñoa y de los concejales que vivimos en el territorio comunal, propuso al Concejo Municipal una modificación integral (no íntegra) al Plan Regulador Comunal, requisito para solicitar a la SEREMI de Vivienda la suspensión del otorgamiento de permisos de construcción.

ESTO era lo que estábamos pidiendo. La propuesta del Alcalde recoge muchos de nuestros planteamientos, yendo incluso más allá en algunos tópicos, aunque se queda corto en otros.

Aprobamos en el Concejo la "idea de legislar" para iniciar el proceso de consultas con los vecinos y de trabajo intenso para conseguir el mejor Plan Regulador para esta bella y encantadora comuna de Ñuñoa.

Hay sectores que quedaron descontentos. Yo me pregunto: ¿Qué querían? Es cierto que Sabat no apoya todos sus planteamientos, pero eso sería pedir la rendición.

Yo voté a favor de su propuesta, porque eso era lo que veníamos pidiendo.

Estamos avanzando. Falta mucho todavía, pero ya se avanza y de eso hay señales claras.

sábado, septiembre 02, 2006

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS (parte 6)

Este documento ha sido elaborado por mí tomando en consideración las numerosas cartas de vecinos y documentos emanados de las organizaciones, además de la visión compartida con otros concejales y equipos especializados de arquitectos. También se consideran documentos emanados de los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso y el documento elaborado en 1995 por Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember. A pesar de ello, sólo lo me compromete a mí, ya que es una síntesis particular en que las citas no han sido autorizadas. LA FINALIDAD DEL DOCUMENTO ES COLABORAR CON LA DISCUSIÓN DE NUEVAS PROPUESTAS PARA ÑUÑOA.

ORIENTACIONES HACIA UN NUEVO PLAN REGULADOR

El estudio de Castillo Velasco y Schwember describe la comuna como “bien estructurada”. Y agrega: “Es un lugar de vida placentero por escala y relaciones entre lo construido y las avenidas bien forestadas. Posee plazas y espacios públicos bien distribuidos. El sistema vial es relativamente abierto y fluido y permite complementar el diseño para hacerlo más permeable. Es por estas razones que los proyectos de transformación de la Comuna para adecuarla a las nuevas demandas y requerimientos debe fundarse en un pleno respeto a los intereses que mueven a los vecinos a vivir en este lugar.” Esto es lo que hemos llamado “El estilo de vida ñuñoíno”.
La tendencia hacia la densificación, apoyada resueltamente por la autoridad regional a través del Plan regulador Metropolitano, está alterando la vida de los ñuñoínos que, como ya lo señalamos antes, están viviendo los embates de empresas que construyen hasta el límite y a veces hasta más allá de lo permitido.
Es posible y necesario establecer una normativa que promueva una construcción armónica y un uso adecuado de los espacios públicos y privados, construidos o no.
Castillo Velasco y Schwember ya lo decían en 1995: “Es evidente que la Comuna se debe densificar y que es posible construir en altura como una forma de dar albergue a quienes anhelan vivir en un determinado lugar, siempre que ello no signifique la pérdida de la escala de la ciudad, la incapacidad de la infraestructura vial y otros servicios que absorban las nuevas demandas, la promiscuidad, la falta de sol y vista, etc.”
De los distintos documentos y propuestas, recogemos ciertas orientaciones básicas para la formulación de modificaciones al Plan Regulador Comunal:
1 Un tema crucial es revisar la zonificación general y preguntarse si acaso ella responde efectivamente a lo que es la Comuna o deberán reducirse las zonas efectivas para flexibilizar las normas y posibilitar la integración de distintas utilidades del sueño como había sido históricamente en Ñuñoa. Como decía el informe recién citado: “La identificación actual de zonas Z-1, Z-2, Z-3, etc. puede ser útil para la gestión cotidiana, pero es artificial y chocante para los intereses vecinales y rigidizante para las futuras iniciativas”.
2 Es más sencillo, valioso y práctico, desarrollar viviendas y equipamiento (oficinas, talleres, comercio detallista) sobre grandes predios que en terrenos atomizados “que obligan a un uso avaro e innoble de la tierra.” Debería considerar un premio o beneficio por fusión de lotes, promoviendo además acciones de coordinación entre propietarios de pequeños terrenos contiguos para desarrollar proyectos en beneficio de la permanencia de los vecinos en el mismo lugar.
3 “La ocupación del suelo frente a los requerimientos modernos debe atender y compatibilizar tres formas de uso, todas esenciales: el espacio edificado convencional para vivienda, oficina o taller; el suelo intervenido o valorizado para uso exclusivo (Patio, jardín, espacios abiertos); y el suelo intervenido o valorizado para usos comunitarios en carácter de condominio (estacionamientos áreas verdes, áreas de recreación, otros servicios)”.
4 La mantención de casas antiguas en grandes predios en los que se puede construir viviendas nuevas, conservando la relación de los antiguos propietarios con su tierra y compartiendo los beneficios con los nuevos habitantes.
5 En cuanto a vivienda social:
5.1 Generar en la actual zona industrial un poco de vivienda social, mediante la extensión de la zona adyacente, con obligación de mantener grandes áreas verdes, privilegiar a los actuales vecinos de la comuna.
5.2 La preservación de la vivienda social de calidad y con espacios urbanos compartidos en las zonas en que actualmente viven las personas más pobres de la comuna, incrementando la ocupación de suelo para dar cabida a los hijos de los originales propietarios.
5.3 A partir de programas municipales debe desarrollarse una política que permita a los propietarios de casas colindantes desarrollar proyectos comunes.
5.4 Hay que estudiar si es aplicable el subsidio habitacional del Ministerio de la Vivienda por densificación en fondo de sitio.
6 En general, no se permitirá línea continua de las construcciones ni la construcción en la misma línea oficial de cierro en edificios de más de tres pisos. Se deberá mantener distancias suficientes entre los edificios para asegurar el sol en la calle.
7 En lo que se refiere a la altura de las construcciones:
7.1 para evitar situaciones de interpretación desventajosa para la comunidad, se debe fijar alturas máximas en número de pisos y en número de metros. Cuando se fija la altura en una calle, debe tratarse de edificios que tengan su entrada principal por ella.
7.2 La altura deseable deberá tener siempre relación con:
7.2.1 el ancho de la calle,
7.2.2 los espacios libres, ya se trate de antejardines, áreas comunes o distanciamiento con los predios vecinos, y
7.2.3 el tamaño del predio.
7.3 La altura deseable en la comuna será de tres pisos y 9 metros, pudiendo ella subir de acuerdo con el carácter de la zona y los condicionamientos señalados en el numeral anterior hasta ocho pisos y 22 metros.
7.4 Sólo se permitirá la construcción con mayor altura en las calles definidas como vías troncales, ejes metropolitanos y en las zonas límites de la comuna.
8 En todas las construcciones de más de tres pisos deberá existir la obligación de dejar antejardines amplios, sin rejas, para que sean lugares de contacto con la comunidad y de los vecinos entre si. Eso significa que las medidas de seguridad deberán ser diferentes de instalar una reja.
9 Deberá existir la obligación de peatonalizar las calles más angostas (Como Quirihue o Carmen Covarrubias) en los que se construyan edificios altos, el menos en un 60% de su ancho, de tal modo de obligar a los autos a circular a baja velocidad, dejar salida a los vecinos y favorecer la vida local.
10 Obligar a que los proyectos de arquitectura contemplen normas de altura interior y espacios de circulación dignos y respetables.
11 Es preciso acordar los centros o polos de desarrollo, marcando su carácter con total claridad:
11.1 Polos de desarrollo metropolitano, tales como el Estadio Nacional, la Avenida Vicuña Mackenna con Diez de Julio; Plaza Egaña; los accesos sur; sector de Avenida Grecia entre Eduardo Castillo Velasco y la Rotonda, entre otros.
11.2 Polos de desarrollo ciudadano, para atraer la actividad comercial, el turismo y la cultura. Se trata, por ejemplo, de Plaza Ñuñoa; Pedro de Valdivia con Irarrázaval; Juan Moya con Avenida Grecia; Parque Pucará; sector Guillermo Franke y sus plazas; Villa Olímpica; actual zona industrial.
11.3 Polos de desarrollo comunal, para el desarrollo de zonas de artesanos; de instalaciones educacionales o de estudio; centros de salud; empresas tecnológicas y de comunicaciones, pensando por ejemplo en Campos de Deportes, José Domingo Cañas, Avenida Italia, Matta Oriente.
11.4 Polos de desarrollo vecinal, que deben expresar las prioridades de cada vecindario en relación con sus plazas, sus instalaciones deportivas, religiosas y otras de uso comunitario.
12 Los ejes viales de la comuna deben propender a al tipo de vida propia del estilo ñuñoíno al que hemos hecho referencia.
12.1 Todas las calles de la comuna deben tener como velocidad máxima 50 kilómetros por hora, excepción hecha de las carreteras que la crucen, en cuyo caso puede ser mayor, o de las calles semi peatonales, en que debe ser menor.
12.2 La Avenida Irarrázaval, en toda su extensión, debe considerar un desarrollo predial hacia el interior con pasajes y pequeñas calles, plazas duras y blandas, que inviten a caminar y permanecer. El desarrollo en altura no debe sobrepasar una manzana hacia el interior. Debe explorarse la posibilidad de constituir un eje paralelo permanente con Duble Almeyda.
12.3 Pedro de Valdivia, José Pedro Alessandri, Guillermo Mann, Rodrigo de Araya, Marathón y sectores de la Avenida Grecia deben tener el mismo carácter, con áreas de integración y esparcimiento, que favorezcan la instalación de comercio local agrupado.
Todo este tipo de ideas y propuestas deben ser parte de una discusión profunda, serena, extendida. Muchas ideas surgirán de la comunidad y será necesario analizarlas seriamente y buscar la forma de consensuarlas y transformarlas en norma.

Hemos puesto nuestra voluntad al servicio del sueño de muchos y de los intereses de los vecinos, en aras a organizarnos como fuerza democrática ciudadana, más allá de banderías e intereses, que dará la lucha sin claudicaciones, presionando con la fuerza de las mayorías.

jueves, agosto 24, 2006

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS (parte 5)

Este documento ha sido elaborado por el Concejal Jaime Hales tomando en consideración las numerosas cartas de vecinos y documentos emanados de las organizaciones, además de la visión compartida con la concejala Danae Mlynarz y equipos especializados de arquitectos. También se consideran documentos emanados de los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso y el documento elaborado en 1995 por Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember. A pesar de ello, sólo lo compromete a él, ya que es una síntesis particular en que las citas no han sido autorizadas. LA FINALIDAD DEL DOCUMENTO ES COLABORAR CON LA DISCUSIÓN DE NUEVAS PROPUESTAS PARA ÑUÑOA.
LA PROPUESTA

En una revisión integral del Plan Regulador Comunal deben definirse las estrategias de desarrollo a futuro de la comuna acorde a la “imagen objetivo o imagen futuro” que se tenga de ella, sin perjuicio de que se efectúen modificaciones parciales de citado instrumento. La imagen futuro, sin ser necesariamente un instrumento de planificación urbana, puede resumir una visión consensuada que determine el carácter de la comuna, su densidad habitacional, zonas de interés, zonas de desarrollo, relaciones con el resto de la ciudad, entre otros temas. En función de dicha imagen futuro, será posible definir modificaciones parciales que regulen zonas específicas.
“El carácter “especial” de Ñuñoa está definido por los niveles de significación que los usuarios le dan al espacio, es decir, por los grados de relación entre el ciudadano y el entorno físico, que permite reconocer en éste último, elementos simbólicos que identifican al usuario y finalmente, caracterizan al entorno.”
“En Ñuñoa, a través de décadas, se ha ido construyendo una especial forma de construir y ocupar el espacio urbano, lo que ha ido dejando huellas significativas en los habitantes ñuñoínos. Dichas huellas simbólicas se encuentran en un antejardín, una plaza, una calle especial, un conjunto de edificaciones, un almacén o el restorán del barrio y en los flujos pausados entre una y otra unidad espacial.”
“El desarrollo urbano armónico, debe proponerse la identificación de esos elementos especiales, su protección y su desarrollo a futuro. Para el cumplimiento de estos tres sub-aspectos, se requiere:
Primero, de una evaluación urbana cualitativa que permita identificar, tanto desde la ciudadanía como desde los técnicos, dichos elementos simbólicos;
Segundo, reconocer asimismo, el entorno que los contiene;
Tercero, fijar instrumentos adecuados de protección y gestión de los mismos, de manera de garantizar su resguardo así como, el patrimonio de quien lo posea y finalmente;
Cuarto, definir elementos comunes “patrimoniales” que sean incorporados a las normativas de crecimiento, de manera de proyectar a futuro el citado carácter.
Se trata de impulsar un compromiso ciudadano de protección y promoción patrimonial.
La normativa existente en el País, en materia de participación ciudadana local tiene corta data y no ha sido capaz de generar instrumentos vinculantes entre las opiniones ciudadanas y las definiciones de gestión de los directivos locales.
“Es posible apreciar en el espacio urbano, un sinnúmero de intereses en muchas ocasiones contrapuestos, los que no siempre tienen la posibilidad de expresarse ni ser cuantificados de manera de establecer el peso ciudadano que uno u otro eventualmente pudiesen tener.”
“No es posible establecer un pacto ciudadano de desarrollo, sin contar con la contraparte social. La única forma de garantizar el desarrollo de nuestras comunas a futuro, independiente de quienes conduzcan la administración municipal, es contar con una ciudadanía conciente de los desafíos estratégicos de la comuna.”
“El proceso que vive Ñuñoa y la estrategia de desarrollo armónico, debe por lo tanto configurarse sobre un plan de debate ciudadano que permita reconocer los intereses involucrados, validar las estrategias de desarrollo propuestas y comprometer a la ciudadanía en su desarrollo e implementación.”
Nuestro sueño es reconstruir el modo democrático de lucha y resolución de conflictos, con vecinos activos, líderes consecuentes y autoridades políticas dispuestas a escuchar la voz del pueblo, al mismo tiempo que a escuchar la voz de la sabiduría y hacer interactuar ambas.

martes, agosto 22, 2006

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS (parte 4)

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS

El tema no es si las actuales construcciones de la comuna seguirán existiendo o no. Por cierto que es importante conservar sitios tradicionales, construcciones emblemáticas, barrios de interés histórico o arquitectónico. Pero, no es un asunto de “casas”, sino de estilo de vida.

Soñamos con una comuna que conserve su estilo amable y grato, que promueva el uso de los espacios públicos e incite a los vecinos a relacionarse. Una comuna a escala humana; donde los edificios – más allá de su altura – sean estructuras amable y no agresivas; donde el comercio no sea sólo de grandes supermercados lejanos sino de almacenes locales; donde las calles faciliten el encuentro y el paseo; con muchos espacios públicos gratos; con sol en las veredas y en los patios; con un pasar más lento y más grato; sin calles ni instalaciones que resulten violentas; donde la solidaridad y la empatía inunden el espacio; plazas donde los niños jueguen y las parejas se besen. En fin, la grata comuna que siempre hemos tenido.

Convencido del valor de la democracia como espacio político adecuado para el desarrollo de la sociedad, escuchamos a los vecinos y nos damos cuenta que ellos no quieren frenar el desarrollo de la comuna o impedir la modernización de la ciudad. Sólo quieren que la vida entre nosotros siga siendo amable, que tenga sol para todos y que vivir en el territorio del ñuño sea grato.

Requerimos que en los barrios residenciales del interior los edificios no sean exageradamente altos, tengan jardines integrados a la calle, no hayan rejas ni murallones que corten la relación de los caminantes con el inmueble y las casas aledañas tengan derecho al sol.

“Para eso necesitamos que cuando se construyan edificios, las empresas constructoras no se comporten como si estuvieran reconstruyendo un país deshabitado o en el que sus habitantes son enemigos. Ser amables para compartir aire, sol y vegetación, ser amables y tolerantes en el proceso constructivo, respetando las normas vigentes y abriéndose a reconocer en los otros a personas que tienen derechos radicalmente humanos para vivir en concordia y armonía con los demás y con el entorno.”

Es preciso actuar con celeridad, en orden a modificar el Plan Regulador, realizando todas las acciones necesarias para obtener que la autoridad regional no demore en resolver tanto como se acostumbra. Se deberá comprometer en ello a las autoridades políticas, incluidos los parlamentarios.

Los vecinos organizados pueden canalizar sus reclamos, proponer ideas, realizar acciones de fuerza democrática y tener actuaciones legales con cierta fortaleza. Los vecinos organizados en juntas de vecinos, comités de adelanto o comandos de lucha por los derechos de todos, pueden lograr todo lo que se propongan en un plazo razonable.

La Unión Comunal de Juntas de Vecinos nos ha dicho en un documento:
“Durante las últimas décadas Santiago se ha ido “comiendo” terrenos agrícolas y precordilleranos y los montes de nuestro entorno no tienen casi árboles. Los ñuñoínos vivimos en un valle encerrado que impide una adecuada ventilación y que nos tiene asfixiados por la contaminación de su aire. El tránsito de las comunas vecinas y ocasionales avalanchas de agua y lodo son un precio duro de pagar.

Las políticas de Vivienda para el Gran Santiago han ido por el lado de crear zonas de expansión urbana y densificar, lo que favorece el aumento explosivo de la población. Todo esto entregado exclusivamente al mercado.

Las consecuencias por todos conocidas son una ciudad contaminada, una ciudad con “guettos”, una ciudad con vías congestionadas, una ciudad donde sus habitantes deben recorrer grandes distancias para llegar a sus lugares de trabajo y de estudio. En resumen, una ciudad donde vivir se hace desagradable.

La densificación, tal cual se está implementando en nuestra Comuna, está creando serios problemas colaterales, a saber: la aparición inorgánica de edificios, las casas isla y las casas con conos de sombra, los desplazamientos de la población más carente hacia la periferia, el colapso del equipamiento urbano y los servicios públicos.”

Frente a esta situación, nos dicen, es preciso formular políticas y generar normativas que apunten a mejorar la vida de los habitantes de la ciudad.
“Densificar en paños de terreno lo suficientemente grandes para evitar conos de sombra y casas isla, debiendo medirse los impactos ambientales que creen estas edificaciones y permitiendo la existencia de amplias áreas verdes. Debemos construir en una unidad básica no menor a una manzana, de tal forma de provocar grupos armónicos de viviendas, con parques y estacionamientos suficientes, cuidando además las externalidades que se generen en relación a las manzanas circundantes y a la vialidad. Esto evitará, además, el uso de los subsuelos vecinos en forma arbitraria.

Debemos densificar, sí, pero no de cualquier forma y a cualquier precio, confiando en las bondades del mercado.

Construir grupos de viviendas y equipamiento urbano para los grupos socioeconómicos más carenciados, a la par que para los sectores más pudientes, buscando producir la integración social. Deberemos construir en Ñuñoa viviendas sociales para los hijos de los ñuñoínos pobres y para aquellos que deban abandonar sus viviendas sociales o de autoconstrucción para remodelar sectores. No es aceptable que en Ñuñoa solo se construya hasta para los grupos socioeconómicos C2.”

“Gran importancia deberá darse a la constructibilidad de los terrenos, en beneficio de las áreas verdes, los estacionamientos y los factores de vida comunitaria asociados. Debemos mejorar el equipamiento de servicios públicos en la Comuna, lo que implica una mejora en mayor calidad y equiparidad en los Consultorios y Colegios, con el fin de evitar la inducción a viajes innecesarios, logrando que los pacientes y los estudiantes permanezcan en Ñuñoa, cerca de sus casas, buscando descomprimir al máximo las vías y los servicios de locomoción. También requerimos aumentos de dotación en materia de seguridad. Sin esto no es aceptable seguir aumentando nuestra población, ya que no aseguraremos una mejor calidad de vida.”

Es urgente la creación de una Corporación de Desarrollo Urbano de Ñuñoa, con integración de la comunidad, que permita gestionar, con agilidad operativa y en forma permanente, proyectos de interés comunal en el área inmobiliaria y vial, incentivando a las inmobiliarias a trabajar en coordinación con esta Corporación, además de fortalecer la fiscalización.

“La renovación urbana es buena, siempre y cuando signifique aumentar los beneficios para sus habitantes, pero además es un ejercicio complejo, que debe ser meticulosamente evaluado y al menos debe corresponder a un Plan Maestro, elaborado por especialistas y que sea el fruto de la participación o consulta de la comunidad y en el caso específico de Ñuñoa, de los afectados.”
Los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso, en un documento titulado “ASPECTOS CENTRALES ESTRATEGIA DE DESARROLLO URBANO ÑUÑOA” proponen una estrategia de trabajo para resolver el conflicto que hoy vivimos los vecinos de la comuna. Destacaremos algunos párrafos escogidos.

Ellos nos dicen:
“El crecimiento comunal se ha dado fundamentalmente por un todavía controlado aumento de densidades en zonas específicas de la comuna[1], articuladas con el carácter específico de los barrios que la conforman y estructuran. Ello ha permitido la convivencia de la actividad residencial en armonía con la infraestructura de apoyo como calles y servicios, y la conformación de espacios a escala metropolitana, fundamentalmente relacionados con las actividades recreativas y culturales, las que no han afectado el carácter de sus barrios.

Tal vez algunos de los elementos que han permitido la mantención de estas armonías son la estructura de sus espacios públicos (proporciones de calles por ejemplo), las características arquitectónicas de sus edificaciones, la presencia de espacios de encuentro barrial y una especial mezcla de niveles socioeconómicos.

Sin embargo, también es cierto que dicha situación idílica no es posible mantenerse en el tiempo. La efectiva presión inmobiliaria dada una demanda por habitaciones cercana al centro, junto con la presencia de sitios de tamaño medio y superior, los que acogen en muchos casos construcciones ya obsoletas para el uso residencial, fundamentalmente dado el alto costo de mantención de ellas, y una normativa urbana que no ha dado cuenta de los modos de crecimiento posibles y sustentables, ha derivado en que hoy en día, la comuna esté sometida a las tensiones entre las comunidades que se reconocen desde los distintos barrios y los intereses inmobiliarios.

Todo lo anterior hace necesario generar espacios para la discusión y para reconocer y articular los intereses presentes en la comuna. Es urgente generar propuestas de trabajo que permitan resolver la dualidad entre crecimiento urbano y el estilo de vida comunal.

Para ello se propone definir una estrategia que tenga como objetivo permitir un desarrollo urbano en armonía con el carácter socio espacial de la comuna. Ñuñoa ES el tránsito armónico entre sus barrios.

Su propuesta se orienta a la necesidad de hacer una revisión integral del Plan Regulador Comunal desde una perspectiva técnica; identificar las zonas de interés patrimonial que deben ser conservadas; crear instancias permanentes y efectivas de participación ciudadana.

“La ultima modificación del Plan Regulador de Ñuñoa, en Septiembre del 2004, modifica el plan regulador del año 1989. Contempló dentro de sus principales temas las Zona de Renovación Urbana, principalmente en la avenida Irarrázaval, reestructurándose en cuanto a permitir la construcción en altura sin límites de rasantes ni densidades.

Por consiguiente, desde el año 2004 en adelante, se han aprobado más de cien mil metros cuadrados de nuevas construcciones en departamentos en altura, muchos de los cuales se acogen al DS 40 del MINVU para optar al subsidio habitacional en zonas de renovación urbana.

“Un impacto importante que genera el aumento en las densidades y alturas, es el daño a los modos de vida de los residentes que durante muchos años han habitado en sus viviendas, y que pese al impacto en el aumento del valor unitario del suelo, no logran resolver los aspectos más fundamentales del hábitat.”

“Los vecinos ven con sorpresa y temor como las nuevas construcciones de más de quince pisos y con hasta cuatro niveles de subterráneos, se levantan contiguas a las viviendas de dos pisos obteniendo no tan solo la notable pérdida de plusvalía para la actividad que en esa propiedad se desarrolla y de la calidad de vida de los barrios, sino que consecuencias físicas de daños en el interior de sus viviendas. Ello termina con el deseo de emigrar de dichos espacios tradicionales.”
“Todo esto en un proceso de corto plazo donde los vecinos que carecen de información adecuada y que técnicamente no comprenden los reales efectos de estos cambios y sin poder efectuar reclamaciones ante sus autoridades, sienten una pérdida en la calidad del barrio y por ende la destrucción ambiental de su calidad de vida que ha perdurado por más de 60 años. Por otra parte, las formas en que se ha dado dicha discusión, impiden EVALUAR EN FORMA OBJETIVA las ventajas y desventajas del instrumento de planificación.”

“Otro efecto que aparentemente no está resuelto son los impactos viales y la falta de áreas verdes en proporción a la cantidad nueva de habitantes producto de los nuevos edificios.”

[1] Plaza Ñuñoa, ejes oriente/poniente al sur de Irarrázaval y pequeños desarrollo inmobiliarios en otros puntos comunales

miércoles, agosto 16, 2006

ME ENCANTA ÑUÑOA (PARTE 3)

Este documento ha sido elaborado por el Concejal Jaime Hales tomando en consideración las numerosas cartas de vecinos y documentos emanados de las organizaciones, además de la visión compartida con la concejala Danae Mlynarz y equipos especializados de arquitectos. También se consideran documentos emanados de los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso y el documento elaborado en 1995 por Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember. A pesar de ello, sólo lo compromete a él, ya que es una síntesis particular en que las citas no han sido autorizadas. LA FINALIDAD DEL DOCUMENTO ES COLABORAR CON LA DISCUSIÓN DE NUEVAS PROPUESTAS PARA ÑUÑOA.Lo que sucede hoy

LO QUE SUCEDE HOY

Durante la gestión alcaldicia de Pablo Vergara (1995), actual concejal de la comuna, un equipo encabezado por los académicos Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember formuló “Una propuesta para el desarrollo armónico de Ñuñoa”. Después de dos meses de trabajo participativo se logró “diagnóstico sintético que refleja un balance muy positivo de las fortalezas sobre las debilidades de la Comuna”, que contiene “un esfuerzo de describir la vocación profunda de la Comuna como territorio urbano habitable y pleno de sentido”.

A juicio de estos profesionales, tal esfuerzo deberá conducir la formulación de un nuevo Plan regulador Comunal, a nuevas formas y posibilidades de vivienda social y a mejores soluciones para la vivienda y los servicios.

Dice el documento, al referirse a las medidas de corto plazo para resguardar la Comuna: “1. La más importante de todas se refiere a la reformulación del Plan Regulador. A fin de evitar una estampida especulativa de graves consecuencias, se propone congelar los permisos de construcción por el período más breve posible hasta que se haya aprobado el nuevo Plan Regulador.”

Esto en 1995. Y no pasó nada. Desgraciadamente este documento, muy ilustrativo, quedó en los anaqueles de la Dirección de Obras Municipales o en los archivos de quienes lo conocieron entonces, pero no tuvo aplicación práctica.

Y las cosas comenzaron a cambiar hace unos ocho o nueve años y más aceleradamente en los últimos seis.

Pasó lo que Castillo Velasco temía. Empezó la gran batida: las construcciones de edificios donde antes hubo casas.

Sectores sociales emergentes gracias a los avances de la vida moderna (los bienes que antes eran de lujo, ahora son necesarios para las personas sencillas: teléfono, televisor, radios, automóvil, colegios particulares, computadores) querían venir a vivir a Ñuñoa.

Muchos de los ñuñoínos se iban a Las Condes y Vitacura en busca de arrimarse a los más ricos.
Así se produjo la confluencia del deterioro de las viejas casas y el deseo de llegar a la comuna de otros grupos sociales. Comenzaron las construcciones de edificios.

Vino la presión de las empresas por construir edificios de gran altura, sacando mayor partido del terreno. Comenzó el crecimiento habitacional de la comuna, en forma desordenada, guiada sólo por los intereses concretos de quienes querían vender sus viviendas y de quienes querían construir. Las constructoras y arrasan con las casas, que ya están deterioradas y descuidadas, porque los viejos se empobrecen, mueren y los hijos se han ido a otros lares.

Dice un vecino:
“Es impactante cómo la actual política urbana se sustenta en el más corto plazo, da la sensación que llegaron los bárbaros, destruyendo construcciones de valor patrimonial, para reemplazarlas por cualquier cosa que se pare, carente de arquitectura, que se pare por sobre su amable línea de cielo, o dicho de otra manera por sobre su perfil urbano. Se sitia a los vecinos con demoliciones que no cumplen las normas de ruido, de sanidad, de seguridad y para qué decir si tiene que ver con el derecho de las personas a descansar después de una jornada laboral, las empresas constructoras trabajan hasta altas horas de la noche, no hay a quién reclamar y el teléfono municipal para estos efectos lo atiende un personaje que se irrita ante un reclamo de esta naturaleza.”

Ofrecen precios siderales para adquirir terrenos y construyen con grandes márgenes económicos. “Da la impresión que la política territorial se sustenta en la sobre utilización de espacios urbanos que cuentan con niveles de equipamiento óptimos, para ponerlos al servicio y uso indiscriminado de las inmobiliarias y constructoras, empresas que no necesitan invertir un solo peso en vías, áreas verdes, infraestructura sanitaria e incluso, en ocasiones no se invierte ni siquiera en estacionamientos.”

Como hemos dicho, espacios y servicios previstos para unas pocas familias deben ahora sostener muchedumbres que lo saturan todo. Este aprovechamiento de recursos instalados no va en beneficio del precio ni del futuro habitante de la comuna, sino del empresario y genera un nuevo problema que serán las arcas municipales quienes deberán solucionar.

Cada vez construyen más y siguen teniendo demanda, por lo que los precios se mantienen altos.
El aumento desmedido de edificios carentes de “una propuesta arquitectónica y urbana que recoja la identidad de Ñuñoa”, revela una precaria visión del desarrollo y de la modernidad invocada.

Tal aumento se establece en los entornos tradicionalmente más gratos y protegidos, frecuentados por los niños, los estudiantes, los adultos mayores. “A modo de ejemplo: se está construyendo un edificio en la Plaza Bremen, una de las áreas verdes más acogedoras;” se han construido varios en el entorno de la Plaza Los Guindos y frente a la Plaza Melvin Jones. “Sin plantar un solo árbol nuevo, sin aumentar la capacidad sanitaria, sin construir nuevos lugares de juego para los niños o proteger los existentes, usando además en forma abusiva las calles para estacionar. Un caso representativo de esta situación son las vías aledañas al edificio consistorial, donde han surgido indiscriminadamente edificios sin la dotación urbana necesaria y cuyos habitantes originales han sido, literalmente, expulsados del barrio por sus efectos.”

Así se ha ido repoblando una comuna que había disminuido su población, comenzó a recuperarse algo su comercio en áreas como la gastronomía, la cultura y la diversión.
Pero el mundo está hecho de paradojas.

Los nuevos habitantes venían a encontrar la vida grata de la mítica Ñuñoa. Pero esa vida grata, justamente con la llegada de tanta gente, se ha ido perdiendo. Entonces se hace preciso acoger a esos vecinos e invitarlos a ser de Ñuñoa: es decir, aprender a vivir en el estilo comunal: integrados al barrio, ocupar las calles entre todos, disminuir las rejas, respetar a los peatones, los estacionamientos. En fin, vivir la cultura ñuñoína, recuperar el carácter de los barrios.

En los sectores centro y norte de la comuna se ha planteado un conflicto entre la continuidad en la construcción de edificios de altura - con la consecuente incorporación de nuevos vecinos a la comuna - y la necesidad de preservar el carácter y el estilo de la vida de nuestros barrios.

Hace unos días caminaba por la calle Domingo Faustino Sarmiento y sentía la vieja Ñuñoa deteriorada no sólo por edificios horrendos, sino sobre todo por rejas y protecciones horribles que dan cuenta de una vida atemorizada, más allá de lo real del peligro. Pude sentir la necesidad de hacer algo dirigido a que los vecinos asuman su interés por el lugar en el que viven y restablezcan las antiguas relaciones de pares – sin importar condición económica - que experimentamos los que llevamos casi seis décadas en la comuna. Porque éramos una comuna pluriclasista, con inmigrantes de todos lados, muchos profesores, abogados, empleados públicos, comerciantes. Es necesario que se mantenga la relación entre los vecinos y la gratificación del espacio público como un punto de encuentro.

Las autoridades públicas del Estado (Ministerio, autoridades regionales), con la complacencia de las autoridades locales, han determinado que Ñuñoa debe tener una densidad superior a la actual, sin importar ni lo que piensen los vecinos ni como se vean afectadas las condiciones de vida de los habitantes. Un solo caso: el flujo de vehículos por la comuna, que es el tránsito casi obligado para los que viven en la precordillera ya daña nuestra vida. Si a eso se le agrega que en un terreno en el que vivían tres familias, ahora viven 72, tendremos una enorme cantidad de vehículos circulando, estacionando, entrando y saliendo. Las calles durarán menos y el flujo será más lento, lo que en si no es malo, pero resulta desagradable cuando es producto de atochamientos. ¿Y cómo desincentivar el uso del auto, cuando la locomoción sigue siendo mala e insuficiente?

Muchos nos oponemos a que la comuna pierda su carácter. Pero, aun Ñuñoa sigue siendo una comuna apetecida por personas que gustan de los barrios tranquilos, los almacenes de la esquina y las caminatas antes de la puesta del sol en el verano, justo a la hora en que se desata el viento precordillerano. Es decir, la comuna va perdiendo algo, pero sigue teniendo mucho. Quiere decir entonces, que estamos a tiempo de rectificar y eso es lo que corresponde.
Así evitaremos la destrucción del estilo ñuñoíno.
Grupos de vecinos dicen: no queremos que se sigan demoliendo las casas que han sido características de Ñuñoa. La autoridad, se dice, debe hacer algo. Y lo que puede hacer la autoridad municipal es promover el cambio de las normas de constructibilidad de la comuna. No es cosa de decir que se prohíbe construir. No es cosa de impedir que la gente venda sus casas. Debemos generar normas, consensuadas con los vecinos, en virtud de las cuales lo que se construya en Ñuñoa respete el estilo de vida e incorpore a ellas a los habitantes del sector sur.
Porque lo que sucede ha agravado la situación de los sectores más pobres, particularmente los de la zona sur de la comuna y los del sector poniente (Población Arturo Prat y otras villas cercanas). Decían Castillo Velasco y Schwember en 1995: “La prosperidad relativa de la Comuna hace todavía más dura la vida de sus pobres y de las personas que sufren limitaciones por condiciones de discapacidades, edad u otro condición de desventaja. Por tanto, una estrategia de desarrollo equitativo debe asumir la situación de los menos afortunados, en especial en relación con la vivienda social y la situación de los allegados.”

martes, agosto 15, 2006

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS (parte 2)

Este artículo es parte de un documento que ha sido elaborado por mí, tomando en consideración las numerosas cartas de vecinos y documentos emanados de las organizaciones, además de la visión compartida con la concejala Danae Mlynarz y equipos especializados de arquitectos. También se consideran documentos emanados de los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso y el documento elaborado en 1995 por Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember. A pesar de ello, sólo me compromete a mí, ya que es una síntesis particular en que las citas no han sido autorizadas. LA FINALIDAD DEL DOCUMENTO ES COLABORAR CON LA DISCUSIÓN DE NUEVAS PROPUESTAS PARA ÑUÑOA.

Lo que ha sido Ñuñoa
Hoy Ñuñoa es muy pequeña comparada con lo que fue.

Hasta finales del siglo XIX, Ñuñoa era todo lo que estaba al Oriente de Santiago, una aldea cuyo origen se remonta a las épocas prehispánicas, nombrada así ya por los incas y los mapuches en referencia al ñuño, flor típica de este valle.

Con la conquista española, la aldea crece y su producción agrícola es vital para el funcionamiento de la naciente ciudad de Santiago.

Al crearse la comuna se anexa la aldea a la ciudad de Santiago (1891) con el enorme tamaño antiguo, aunque a poco andar se le desmiembra Providencia, a instancias de las religiosas que se han hecho dueñas del borde sur del Mapocho. Y más tarde surgirán Las Condes, La Reina, Peñalolén y Macul. Y por si fuera poco, en los años 80 se le recortan espacios bellos de su norte para entregárselos a Providencia.

Quedamos en lo que somos hoy. De ser el pueblo cercano a Santiago, hemos pasado a ser parte del llamado “gran Santiago”, rodeados de otras comunas cuyos habitantes atraviesan nuestro territorio para acceder a sus trabajos, generando atochamientos y daños en las calles. Con buen equipamiento, la comuna ha podido en general satisfacer las necesidades de sus habitantes y servir para la instalación de centros educacionales, de atención al adulto mayor y empresas de servicios.

“La comuna de Ñuñoa, como pocas, ha logrado hasta ahora articular el desarrollo urbano, con la mantención de los espacios de encuentro a escala barrial. Sin embargo, dada su especial “vecindad” con el añillo más central, se posiciona entre dos fenómenos que la tensionan: por un lado, la posibilidad de ser satélite de la actividad urbana central (presión por la ubicación de servicios de escala metropolitana y demanda de habitaciones) y/o conformarse como una instancia de paso entre el la comuna de Santiago y a las comunas dormitorio de la precordillera.”[1]

Un vecino nos decía hace unos días[2]:
“Ñuñoa era hasta hace pocos años uno de los lugares más armónicos de la capital, con equipamiento y servicios públicos pensados para las necesidades de sus habitantes; las numerosas áreas verdes habían sido diseñadas, protegidas y puestas al servicio de los vecinos que podían disfrutar de ellas; sus casas usualmente eran diseñadas por arquitectos que tomaban en consideración los requerimientos de una clase media sobria, digna y culta que, por cierto, se sentía orgullosa de ser ñuñoína y no santiaguina.”

El diseño urbano se consolidó aplicando los mejores estándares: el perfil de sus calles, sus veredas generosamente arborizadas, la Plaza Ñuñoa, el Parque Juan XXIII y la Villa Frei. La comuna en su totalidad se constituyó en una obra de urbanismo.

“Históricamente fue bueno, bonito y barato vivir en Ñuñoa, donde el barrio es un concepto real, pues los vecinos se conocen, se ayudan, se visitan y lo que es más importante se reconocen en los espacios públicos. Ñuñoa más que una división administrativa del territorio, era una forma de vivir, el estilo de vida que queremos conservar. “

Sin embargo, en la actualidad, los vecinos de Ñuñoa estamos viviendo una crisis, provocada por la incertidumbre que se ha incorporado a nuestra vida a partir de la excesiva permisividad en las construcciones.

(Sugiero ver artículos anteriores)

[1] Comentario de Marcelo Carvallo y Daniela Donoso, arquitectos.
[2] Todas las frases en cursivas son citas. Si no se cita la fuente, son cartas de vecinos.

jueves, agosto 10, 2006

La paciencia se agota

Como concejal concertacionista de la Comuna de Ñuñoa, concordando muchas de estas palabras con Danae Mlynarz, también conbcejal de esta comuna, denuncio enérgicamente las maniobras destinadas a eludir el debate sobre el Plan Regulador de la Comuna.
El alcalde se comprometió a exhibir los permisos y anteproyectos de nuevas construcciones presentados en la Dirección de Obras; a poner en tabla la aprobación de las áreas de estudios del Plan Regulador ya aprobadas por la comisión de Construcciones y Urbanismo; y a someter a discusión modificaciones sobre el centro de la comuna de Ñuñoa, sin embargo el tema no fue puesto en Tabla para el Concejo del día 9 de agosto y peor aún existió una coordinación de los concejales de derecha para no asistir.
Acusamos de prácticas oscuras y antidemocráticas a los concejales de Derecha, al no haber asistido a la sesión de Concejo con el único fin de no dar quórum y de esta forma evitar un debate democrático sobre el futuro de nuestra comuna.
Hasta ahora habíamos aceptado la presunta buena fe del alcalde, de su subrogante y de los demás concejales, en cuanto a que estarían dispuestos a discutir un tema tan trascendental como lo es la destrucción de Ñuñoa y sus tradiciones por parte de empresas constructoras.
Con estas conductas quedan de manifiesto, no sólo el abandono de sus obligaciones legales y administrativas, sino también la mala fe con que manifiestan sus opiniones y conceden acuerdos que terminan siendo sólo aparentes.
Es más importante, para quienes así se comportan, proteger los intereses de las empresas constructoras e inmobiliarias que los de los vecinos de Ñuñoa. Ello se puede entender a partir del hecho de que no viven siquiera en el territorio comunal.
Lamentamos la enfermedad que aqueja al Alcalde titular y comprendemos que se encuentre con licencia médica, sin embargo esta acción del alcalde subrogante, que llega incluso al abandono de deberes, y de los concejales de derecha, muestra que la actual gestión edilicia pretende no escuchar a la comunidad. Más grave es ello si se considera que el tema del desarrollo urbano de la comuna afecta a un alto porcentaje de vecinos a quienes hemos escuchado protestar, no sólo en la Audiencia Pública celebrada ya hace un mes y medio, sino también en los reportajes de la televisión, en las cartas en los diarios y en los mail que recibimos diariamente.
Queremos iniciar oficialmente una discusión seria y profunda y el Alcalde subrogante tiene las atribuciones para iniciar el debate, por lo que la conducta mencionada es una afrenta para la democracia comunal, para los vecinos y vecinas y para los integrantes del Concejo que confiamos en el compromiso empeñado.
Llamo a la comunidad a seguir en su lucha por preservar nuestro estilo de vida en Ñuñoa y por profundizar la democracia.

lunes, agosto 07, 2006

Francisca

Gracias por tus sabios y honestos comentarios. Te contesto en esta página, porque no sé tu correo personal.
Tienes razón, parece que la humanidad no aprendiera.
En algún instante todos podemos ejercer y justificar la violencia, pero cuando vemos lo que produce comenzamos a entender. Yo sé del derecho a la rebelión y lo he ejercido. Sólo que no creo en la rebelión armada. En las épocas de la dictadura desarrollamos la no violencia activa como una estrategia diferente. También detesto los gatos y la máxima violencia que he ejercido con ellos es dispararle unos inofensivos postones para asustarlos.
Debemos reflexionar sobre las motivaciones de tanta violencia y es urgente entender por qué los seres humanos hacen cosas que saben que les harán mal.
Hay instantes en que no vemos el camino y todo parece oscurecerse. Pareciera que las cosas son inevitablemente así o es, como dices, el intento de sobrevivir del más fuerte.
Te cito textual:
“Quiero pensar que no es así.Que podremos construir una sociedad más sana y generosa. Deseo por mis hijos poder heredarles una tierra común para todos los seres humanos, latinos, palestinos, israelíes, norteamericanos, Hermanos al fin y al cabo. construyendo todos juntos una nueva sociedad, basada en el respeto y el amor.”
Será como imaginas. Porque todo indica que estamos en un instante d etanta violencia, porque los violentos se dan cuenta que los que creemos en la paz y en el amor estamos avanzando.
Confía.

domingo, agosto 06, 2006

LA ÑUÑOA QUE QUEREMOS, parte 1[1]

[1] Este artículo es parte de un documento que ha sido elaborado por mí, tomando en consideración las numerosas cartas de vecinos y documentos emanados de las organizaciones, además de la visión compartida con la concejala Danae Mlynarz y equipos especializados de arquitectos. También se consideran documentos emanados de los arquitectos Marcelo Carvallo y Daniela Donoso y el documento elaborado en 1995 por Fernando Castillo Velasco y Herman Schwember. A pesar de ello, sólo me compromete a mí, ya que es una síntesis particular en que las citas no han sido autorizadas. LA FINALIDAD DEL DOCUMENTO ES COLABORAR CON LA DISCUSIÓN DE NUEVAS PROPUESTAS PARA ÑUÑOA.

Introducción: ¡Me encanta Ñuñoa!

En el año 2004 hice una campaña bajo un lema aglutinador: Me encanta Ñuñoa. Un diez por ciento de los electores se “encantó” con la propuesta y creyó. Creyó que íbamos a luchar por llevar a Ñuñoa hacia la modernidad, preservando el estilo de vida de la comuna, que, pese alas diferencias económicas, sienten una gran identidad.

El objetivo es que el sur de Ñuñoa (al sur de Grecia) tenga lo que han tenido el centro y el norte. Y que el centro y el norte no pierdan lo que tuvieron y que hizo de nuestra comuna la de más grata vida por décadas, si acaso no desde siempre.

Porque sin ser ni los más ricos ni los más pobres, tuvimos una forma de relacionarnos que hizo grata la convivencia: plazas, calles, antejardines, rejas trasparentes, pocos muros que ocultan el interior, almacenes de la esquina, comercio humano. En fin.

Es el estilo de vida de Ñuñoa, la comuna de las clases medias, de los artistas, de los intelectuales, del progresismo social y la mirada integradora. El lustrabotas maoísta de la plaza Ñuñoa, Las Lanzas y el Teatro Dante ( hoy de la Universidad Católica), el Liceo 7 y el Manuel de Salas, Macul, las placitas esparcidas por la comuna, los vendedores de libros y suplementeros, las parroquias Santa Gema, San Bruno, La Divina Pastora, las Monjas Francesas y Nuestra Señora del Carmen. La chacra Valparaíso y luego la Villa Frei, la Villa Olímpica, el Estadio Nacional y sus juegos, las clases de gimnasia en sus canchas, el aeromodelismo de los domingos. El California, el Andes, el Hollywood, la Villa el Tronio y las Alegrías de España, la Fuente Suiza, la peluquería infantil de don Daniel, las farmacias de Santa Julia y Coventry, la librería Atenas. Los encuentros en las calles, los vecinos reconocibles, los paseos entre árboles y veredas bien tenidas.

Las palabras recién dichas .parecen inspiradas en la nostalgia. Y es así. Pero, la nostalgia por tiempos pasados, se fundamenta en la aprehensión por el futuro de la ciudad y de la comuna.
Es la experiencia de haber sido capaces de marcar un estilo de vida y de relaciones humanas que desde el centro de la comuna irradió hacia todos los sectores.

miércoles, agosto 02, 2006

Francisca...¿por qué?

¿Por qué para apagar el computador hay que ir al botón de inicio?
Quizás porque el mundo está al revés, Francisca Abreu, pues como tú lo dices tan bella y francamente, la violencia no sirve, no es buena y jamás se justifica. Jamás.
Pero hay tanta violencia, tantas guerras, tantos dolores y crímenes, en circunstancias de que a todos nos hacen más felices el amor, el entendimiento, la paz.
Ése es el tema de fondo.
¿Por qué?
¿Quién gana con todo esto?
Gestos hermosos y sanos se ven todos los días, pero palidecen en medio de la violencia y de la injusticia.
Moisés Scherman me envía una carta de Eduardo Galeano sobre lo que pasa en Medio Oriente. Gesto bello y humanitario, más allá de prejuicios y posiciones.
¡No más violencia!
A lo mejor tú, Francisca, que un día creíste en la violencia como método de acción política, nos lo puedes explicar. No para justificarlo, sino sólo para entender un poco más.
Con más esperanzas.

lunes, julio 31, 2006

Lo terrible

Lo terrible de esta matanza de niños, es que hay quienes sienten que todo es posible cuando te sientes un privilegiado de tu dios. Si crees a pie juntillas lo que dice tu libro sagrado, es lícito matar a los niños de tu enemigo para que acepte su derrota, como pasó enb Egipto según el relato bíblico. Y también tu dios te dice que él va a endurecer el corazón de tu enemigo para que así se demuestre su mayor gloria con tu victoria en su nombre.
Entonces no hay excusas ni arrepentimientos.
Lo que se necesita es una nueva luz que haga sentir que no hay privilegiados de dios alguno, sino que todos los seres humanos merecen respeto. Y bajar las armas es necesario para todos los que las empuñan.
Me duele el corazón, el alma, las piernas, al ver todo esto y me pregunto si es el precio de esta humanidad por tratar de entender su propio destino.
Y miro mi Ñuñoa y veo que la depredan para enriquecerse.
Me digo: por lo menos aquí no muere nadie.
Todavía.

miércoles, julio 19, 2006

Ay Paz

Me escribe Paz: ¡cuánta falta hace tu nombre en los ánimos!
En Chile, en Palestina, en Asia, entre los políticos, entre los ñuñoínos. Paz, Paz activa, creadora, transformadora.
Me duele lo que pasa en Palestina y en el Líbano. Nada justifica la guerra, pero mucho menos este desenfadado bombardeo y la muerte de cientos de personas para liberar a dos soldados prisioneros. Si siempre la violencia es atroz, peor es cuando es desproporcionada a la causa.
Me duele el estado de ánimo de quienes ven en todo una trampa o una agresión. Me duele ver que los concejales y el alcalde se alteren con determinados temas, como si se les tocara la honra.
A veces me desanima, pero trato de recordar que para eso estamos: para vivir con la realidad, no porque nos guste, sino porque hay que transformarla. No me gusta la frase de Serrat, pero la tengo en mi escritorio para saber que hay veces que es posible cambiar el mundo: “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”

lunes, julio 17, 2006

ANSIEDAD

Me escribe mi amigo Eduardo Acevedo. Transcribo sus palabras y me preparo para retomar mis comentarios.
J
Estoy preocupado a partir de hoy. Hay un síntoma que estoy observando de este gobierno que no es menor, más grave que eso, es mayor. Percibo ansiedad en su grado preliminar; es decir, un permanente estado de “expectación aprensiva”, que está asociada a preocupaciones excesivas en donde resulta difícil controlar este estado.

¿Será que el enmarcarse en 4 años los ha llevado a esto? De ser así, quiere decir que las expectativas y la cantidad de proyectos que este gobierno desea cumplir exceden a su posibilidad real de lograrlos. Aún cuando en la campaña se dijo que no se hacían promesas. Pero es indiscutible que quien aspira dirigir los destinos de un país sí tiene promesas, al menos íntimamente o, simplemente, no confesadas públicamente.

¿Será que es el primer gobierno de una presidente mujer? De ser así, le encuentro toda la razón, más aún cuando su antecesor hizo un buen gobierno y se fue excelentemente evaluado por el país y muy reconocido mundialmente. Pero es al mismo tiempo el desafío más potente que una persona pueda tener para potenciar al máximo sus potencialidades a partir de su experiencia. Trayectoria tiene y apoyo también.

¿Será que su visión es ambiciosa que bordea lo irrealizable? De ser así, es fácilmente solucionable; basta jerarquizar pensando en lo que es importante, no lo urgente, y darle un buen plan de acción al programa y usar bien los recursos disponibles.

¿Será que no ha sabido elegir a su equipo? De ser así, estaríamos reconociendo que este es el punto clave que conduce a la ansiedad. Cuando se quiere administrar un cambio complejo, que es necesario para emprender las acciones que este país requiere en esta etapa de su desarrollo, se plantea que se deben conjugar alineadamente cinco dimensiones claves: una visión clara, destrezas y habilidades, incentivos que vayan retroalimentando la confianza, recursos (materiales, económicos y humanos) y un buen plan de acción.

Si no hay una visión clara (estando presente todos las demás dimensiones) el resultado probable es la confusión. Si no hay incentivos reforzantes (estando presente todos las demás dimensiones) el resultado probable es obtener cambios graduales. Si no hay recursos (estando presente todos las demás dimensiones) el resultado probable es la frustración. Si no hay un plan de acción (estando presente todos las demás dimensiones) el resultado probable son las partidas falsas (ensayo y error) y….. si no hay destrezas (estando presente todos las demás dimensiones) el resultado probable es la ansiedad.

¿Será eso lo que está pasando?¿Falta de destrezas o habilidades tanto de las personas como del equipo? En buen chileno, ¿están los que deben estar?... o ¿el equipo no funciona hábilmente; es decir, como equipo? De ser así, esto le resta destreza… consecuentemente, potencia la ansiedad, que es un pésimo síntoma para realizar las cosas con el ritmo, precisión, acierto, bien orientado en los logros importantes, centrado en las reales necesidades de este país. Me temo que el equipo tiene un fuerte desbalance en términos del manejo de sus propias influencias, seguro que unos tienen más poder para influir sobre otros, y, seguro también, que son más asertivos que otros y, seguro, que las sensibilidades sociales son muy dispares. También agrego, que el modelo económico los tiene “atrapados” por quienes son los más influyentes al interior de ellos mismos.

Ansiedad es falta de destrezas, carencia de habilidades que, en equipo, se echan de menos. Conste, que no he nombrado la palabra “inteligencia”. No dudo de ello, pero sí afirmo que es insuficiente.

Igual mantengo mi esperanza de corregir; esa esperanza que he tenido toda mi vida y que siempre he depositado en quienes me representen, con ideas libertarias, humanistas, integradoras, sociales, por quienes menos tienen y más necesitan.
Eduardo Acevedo Daza
Socio LEAD Consultores Ltda.

miércoles, junio 21, 2006

La rebelión ciudadana

Son las 9 de la noche y recién ha terminado la audiencia pública que convocó el Concejo Municipal de Ñuñoa, en la cual los vecinos más activos en cuanto a la lucha por evitar la destrucción de la forma de vida de la comuna como consecuencia de las construcciones edificios, pudieron exponer sus puntos de vista. Dejando de lado los exabruptos y las imputaciones algo excesivas en contra del Alcalde, me gustó mucho escuchar las voces de ciudadanos que reclaman por sus derechos, expresan su molestia, sus esperanzas, su ira, sus ideas, sus propuestas.

Todos los vecinos que hablaron manifestaron su petición de que se escuchara a la comunidad: unos con plebiscito, otros con asambleas y unos últimos con mecanismos activos de participación. Víctor Zúñiga, líder de base, demócrata cristiano, abrió los fuegos y fue seguido por muchos que con más o menos vehemencia, expusieron sus posiciones.

Resultado: la rebelión de los vecinos, que corría paralela a la insistencia de los concejales concertacionistas por debatir el tema del Plano Regulador – sin falsa modestia ni vanidad alguna, debo afirmar que fui el primero en plantear la necesidad de suspender los permisos de construcción -, arrojó un exitoso resultado: los ocho concejales se manifestaron de acuerdo en suspender los permisos y reformar el Plano Regulador. Desgraciadamente el alcalde no quiso ceder a vista y presencia de todos y fue muy duro al contestar las críticas, enfrascándose en un debate improductivo en el que reivindicaba sus prerrogativas.

Confío en su racionalidad y que dará curso a lo que es el clamor ciudadano.
Y confío en que la Secretaría Regional Ministerial esta vez se pondrá de parte de los vecinos y no de los empresarios de la construcción.

Nadie se opone a la modernización, pero pedimos que sea hecha con respeto por lo que es Ñuñoa y haya límites sociales y culturales a la avidez comercial.
En la campaña planteaba el tema de la rebelión ciudadana. Los canales de la ley son insuficientes para construir una verdadera democracia. Creo en el pueblo y en la necesidad de escucharlo. Creo en el pueblo ñuñoíno y su claridad de ideas. Creo que el pueblo organizado es el único constructor de la democracia, más allá de las expresiones electorales.

Tengo la impresión de que la marcha ya ha comenzado y aunque el camino sea largo y difícil, llegaremos a la meta.

Duermo contento esta noche.

Mañana habrá que seguir bregando.