miércoles, agosto 02, 2006

Francisca...¿por qué?

¿Por qué para apagar el computador hay que ir al botón de inicio?
Quizás porque el mundo está al revés, Francisca Abreu, pues como tú lo dices tan bella y francamente, la violencia no sirve, no es buena y jamás se justifica. Jamás.
Pero hay tanta violencia, tantas guerras, tantos dolores y crímenes, en circunstancias de que a todos nos hacen más felices el amor, el entendimiento, la paz.
Ése es el tema de fondo.
¿Por qué?
¿Quién gana con todo esto?
Gestos hermosos y sanos se ven todos los días, pero palidecen en medio de la violencia y de la injusticia.
Moisés Scherman me envía una carta de Eduardo Galeano sobre lo que pasa en Medio Oriente. Gesto bello y humanitario, más allá de prejuicios y posiciones.
¡No más violencia!
A lo mejor tú, Francisca, que un día creíste en la violencia como método de acción política, nos lo puedes explicar. No para justificarlo, sino sólo para entender un poco más.
Con más esperanzas.

2 comentarios:

Francisca Abreu dijo...

UN POCO MÁS SOBRE LA PAZ....


Es así, cuando dices que para apagar el computador hay que ir al botón de inicio, das el más sencillo y post modernista ejemplo. Hablamos de ciclicidad. Historias que se repiten desde la biblia hasta nuestros días, lecciones que no aprendemos y caminos que no recorremos.

Es cierto, que en algún momento de mi vida justifiqué la lucha armada como un camino para la construcción de la paz. Es cierto que en algún momento abracé la bandera de la justicia que yo creía que era justa. Razones muchas y quizás comprensibles en algún momento de la historia de nuestro país. Pero, cuando te digo, Querido amigo(y permíteme llamarte así) que hoy desde la distancia y la madurez no justifico violencia alguna (incluso con los gatos que destesto) es porque entiendo que todas las pasiones exacervadas, no sirven sino a los grandes intereses económicos y no comulgan para nada con el amor y respeto entre los seres humanos.

Sin embargo, cómo explicarnos esta escalada de locura, cómo entender esta sin razón que mueve a un grupo de "hommosapiens-sapiens" Yo no tengo la respuesta. De esos años sólo recuerdo el miedo, la rabia acumulada, el sinsabor de la injusticia, pero por sobre la impotencia.

Será que esta necesidad vital de ciclicidad nos vuelve eternamente al principio? que como especie estamos destinados al dogma darwinesco donde solo prevalecen los más fuertes?
Quiero pensar que no es así.
Que podremos construir una sociedad más sana y generosa. Deseo por mis hijos poder heredarles una tierra común para todos los seres humanos, latinos, palestinos, israelíes, norteamericanos, Hermanos al fin y al cabo. construyendo todos juntos una nueva sociedad, basada basada en el respeto y el amor.(reconstrucción apriete el botón inicio)

Guillermo López dijo...

Don Jaime:
He llegado por acá siguiendo y buscando letras interesantes... un buen rato el que he estado acá.
Felicitaciones, un abrazo y la invitación para que me visite