miércoles, julio 19, 2006

Ay Paz

Me escribe Paz: ¡cuánta falta hace tu nombre en los ánimos!
En Chile, en Palestina, en Asia, entre los políticos, entre los ñuñoínos. Paz, Paz activa, creadora, transformadora.
Me duele lo que pasa en Palestina y en el Líbano. Nada justifica la guerra, pero mucho menos este desenfadado bombardeo y la muerte de cientos de personas para liberar a dos soldados prisioneros. Si siempre la violencia es atroz, peor es cuando es desproporcionada a la causa.
Me duele el estado de ánimo de quienes ven en todo una trampa o una agresión. Me duele ver que los concejales y el alcalde se alteren con determinados temas, como si se les tocara la honra.
A veces me desanima, pero trato de recordar que para eso estamos: para vivir con la realidad, no porque nos guste, sino porque hay que transformarla. No me gusta la frase de Serrat, pero la tengo en mi escritorio para saber que hay veces que es posible cambiar el mundo: “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”

5 comentarios:

Paz dijo...

Querido Jaime,

es verdad que sobra ansiedad y falta paz en todas partes. Tambien detecto, como tu bien lo pones, esa susceptibilidad paranoica que solo contribuye a tenernos saltones y a la defensiva. A veces se hace tan dificil dialogar, que mas vale la pena guardar silencio, verdad?

Por aca tambien falta paz y sobra un asfixiante calor que impide pensar. Personalmente, hace tiempo que tengo ganas de conversar y reflexionar con alguien sabio como tu. Si sucede un pequeño milagro que estoy pidiendo, quiza pueda ir a Chile a fin de año. Te dejo un pacifico abrazo.

Nadia dijo...

Me uno a esta conversación; a mí también me duele, desde mi rincón. Tú nos llevas ventaja en cuanto a experiencia en esta vida, y más de alguan razón tendrás para desalentarte, pero no `pierdes el ímpetu, eso nos da una gran lección.

Hay inquietud acá,por cierto, pero igualmente estamos en una isla que nos hace ver tan lejano ese conflicto, sin percatarnos q todo repercute en todo...

afectuosos saludos para tí.

juliotarot dijo...

GUERRA DEL LIBANO.

Tener como causa noble de una guerra, el rescate de un o dos soldados israelitas, no justifica la movilización militar de esa magnitud, para un país como Israel.

Otras son las motivaciones de esta guerra, uno de los factores más importantes es y será la protección que EE.UU., e Inglaterra siempre han mostrado por Israel , con lo cual podrá emprender cualquier empresa bélica , por cualquier causa, sean estas reales o ficticias. Recordemos que EE.UU . Invadió Irak por que éste mantenía armas químicas, las cuales nunca fueron encontradas, invadió Afganistán en busca Osama Bin Ladem, sin resultados aparentes positivos, luego sigue con Sadam Hussein y ¿proseguirá con el presidente de Irán?. Desde hace varias décadas mantiene parte de su poder militar, en gran parte de Eurasia. ¿ cual es el objetivo, para tremendo gasto?

Lo que viene a futuro, es la ejecución de operaciones que son parte de una estrategia en su primera fase, para crear las condiciones que EE.UU.y sus aliados necesitan para justificar una intervención en países como Irán, proteger Siria, y luego acantonar en algunas Repúblicas Independientes ex URSS.que mantienen relaciones actualmente con EE.UU.

La posibilidad de que Irán ejecute el proyecto atómico o maneje material nuclear, de los residuos de la URSS.,. y que EE.UU , y sus aliados logren probar que Irán está ayudando a Hezbolá, se pondrá en marcha el plan geoestratégico más importante después de la 2da Guerra Mundial. El Emperador y su Imperio están intentando acelerar el cambio de civilización en todo el planeta y para eso , se necesita la masa crítica del Asia Central , para provocar la modificación que espera el imperio, para hacer que toda la humanidad cambie a esta era de Acuario totalemente científica , informática, tecnológica. Más al Este China e India y en algo Pakistan, ya son parte del cambio.

Hace 1300 años los musulmanes invadieron Europa, con ello vino la sabiduría, el conocimiento, nuevas costumbres un gran cambio que marcó la civilización judeocrsitiana. Los musulmanes hoy debido a su formación patriarcal , hermética y que por conductas políticos religiosas arcaicas , toda esa sabiduría y conocimiento , se estancó justo cuando el lado occidental inició el renacimiento, desde esa época el occidente empieza a desarrollarse y cultivar un sistema menos hermético del saber y se desmarca totalmente de oriente. Ahora las nuevas tecnologías de la información, hacen posible la puesta en marcha de planificaciones geoestratégicas, factibles de desarrollar y controlar. El Emperador necesita de esa parte del mundo para completar otro ciclo natural de evolución..

Entonces con la idea de evolucionar se crea la condición necesaria para recurrir a la guerra , como mal menor para conseguir otros resultados, que no son por todos conocidos. La energía que permanece en el Eurasia, su explotación, trasporte y distribución hasta Europa ,es un negocio que viene a futuro. La reserva mundial de energía de ese sector, es el botín, recurso natural que la economía cree oportuno explotar.

En América también existe energía , pero ahora no es prioridad, la prioridad es agotar los depósitos naturales del mar Caspio y mar Negro, de aquí al año 2012., luego El Emperador se preocupará del stock que le espera en América, si es necesario. www.cybertarot.cl

La Hormiguita Cantora dijo...

La paz se cansó y se fue de vacaciones. Es cosa de echar una mirada al líbano.

Los niños, los niños. ¿Quién protegerá a los niños ahora... ?

Francisca Abreu dijo...

Por allá por los 80 y en algún momento de mi vida, pensé que la violencia se justificaba, como reacción a una violencia de estado. En ese tiempo era adolescente, tenía 15 años y ningún hijo.

Hoy día desde la distancia y con la madurez de los años entiendo que no existe razón en el mundo válida para ejercer la violencia. Que debemos, que tenemos la obligación moral, de proteger nuestros hijos y los niños del mundo entero.
Dios traiga cordura al mundo en general,para aceptar nuestra cuota de responsabilidad en la construcción de esta sociedad enferma.