viernes, marzo 10, 2006

La paz con Bolivia y Perú

Viví en Bolivia cuando mi padre fue embajador. Y fue de los mejores embajadores que Chile ha tenido en ese país. Fue una época de estupendas relaciones y grandes realizaciones conjuntas, como por ejemplo el oleoducto para dar salida al petróleo boliviano.
Tengo cariño por ese país, a pesar de que a veces no lo pasé tan bien. Pero su paisaje y su música transitan por mi piel.
Estuve recién en Perú y he conocido los puntos de vista del enorme resentimiento que hay en contra de Chile, alimentado por las actitudes de mis compatriotas, tanto las oficiales como las particulares.
Entonces... pienso que Chile necesita consolidar su paz con el vecindario como una forma de crecer con velocidad y mayor equidad. Pues de ese modo, con esa paz, tamién sellaremos una mayor paz interna.
Entonces... propongo que oficialmente Chile resuelva donar, donar, sí, regalar, a Bolivia la franja que originalmente había sugerido Pinochet a Banzer. Como eso no se puede materializar sin acuerdo del Perú, mientras conseguimos ese acuerdo, le ARRENDAMOS A BOLIVIA LA MENTADA FRANJA por 99 años.
Y para conseguir que Perú acepte, partimos por algunos gestos: devolver los archivos de bienes raíces, devolver el Huáscar, entregar algunas de las piezas de arte traidas como botín de guerra. Y luego ofrecer la paz como realidad sostenida, iniciando conjuntamente un plan de desarme progresivo.
No es tan difícil y los chilenos estamos preparados para ello.
Con total mesura y realismo me ofrezco para trabajar como asesor de Foxley en el tema. Incluso aceptaría ser embajador en Bolivia para completar la tarea que iniciaron mi padre y el general Ibáñez hace cincuenta años.

3 comentarios:

Paz dijo...

Jaime, no se como terminara lo de Bolivia, pero definitivamente soplan aires frescos, mas amistosos, mas humanos, auspiciosos, como debe ser. Cuanto me gustaria que la buena onda que se percibe, aun a la distancia, durara en nuestro querido pais..! Quiza nuestro pensamiento y nuestro deseo pueda contribuir en algo al menos a ese objetivo.
un gran abrazo,
Paz.

Anónimo dijo...

serías un gran embajador, no cabe duda. Tal vez en colaboración con juan pablo lira para que asuma las cosas más técnicas de ese oficio. Ojalá.
De todos modos, estoy de acuerdo contigo. Creo que morales puede ser un tremendo presidente, para un pueblo que lo ha pasado demasiado mal y por demasiado tiempo.
Estoy de acuerdo, hay que arreglarse por dentro, pero también con los vecinos.
un beso,
pablo hales

Marxxxcelovaldes dijo...

te apoyo..dondefirmo.... ???