viernes, diciembre 02, 2005

ERA QUE NO...!

Hay cosas que salen sencillas, porque pese a todo lo que podemos criticar, las lealtades están claras, los avances existen y los pendientes no son sólo cuestión de voluntad.
Voy a votar por Jorge Burgos en Ñuñoa – Providencia. Era que no ..., gran diputado, amigo de tantos años, hombre de proyecciones en política y cuyo aporte puede ser muy refrescante en el futuro cercano. Por eso estoy trabajando por él, votaré por él y espero que siga siendo diputado, con una gran mayoría. La otra candidata de la lista es una gran persona, pero las lealtades son lealtades.
Era que no apoyara a Soledad Alvear, que debió haber sido la candidata presidencial de la Concertación y será una gran senadora: amiga desde primer año de derecho, inteligente, responsable, seria, trabajadora, hija de don Ernesto, acuciosa, con ideas sólidas y ganas de servir. Y que deberá ser presidente de Chile. Votaré por ella en Santiago Oriente.
Votaría por Marichen en La Reina y Peñalolén. Era que no: gran persona, de voluntad de servicio y capacidad de trabajo, que derrotó las sospechas de su primer nombramiento de subsecretaria (“Es que es amiga de la Chol”, decían) con resultados espectaculares que la catapultaron a una subsecretaría más vistosa, como es la de educación, cargo en el que lo hizo fantástico. Era que no la apoyara, si ha hecho de la lealtad y el comprmiso su forma de vida. Leal al gobierno. No como su rival en la lista que ha construido su posición atacando los planes de Lagos, obstruyendo su labor y la de sus ministros de salud (aunque ahora ponga a Osvaldo Artazar en sus folletos, sin consultarlo, es decir, vistiéndose con ropas ajenas y utilizando al que denostó).
Estoy apoyando a mi hermano Patricio. Era que no: no sólo es un extraordinario diputado y un político, claro, servicial, honesto e inteligente, sino mi hermano, de la escuela de mi padre, a la que añade creatividad. Aunque él milite en otro partido. Su compañero de lista me lo entenderá cuál lealtad está primero. Pero leal a los míos como trato de ser, cada vez que pido un voto para Patricio en Recoleta e Independencia, lo pido para Andrés, el mejor de los Zaldívar, ese hombre valiente, resuelto, vencedor de las batallas difíciles (le ganó a Lagos, una vez) y que, como Marigen, tiene a sus rivales en la oposición y no en el gobierno, lo que lo diferencia de su compañero de lista (médico como el otro).
Tengo muchos amigos en esta vuelta. Probablemente ganen Saffirio, Micco, Ruiz Esquide, Frei, Silva, María Eugenia Mella, Latorre. Hay que luchar por construir espacios de lealtad, verdad, esfuerzo, sacrificio y, sobre todo, de futuro: en eso están otros a los que la candidatura les resultó más difícil y dan ejemplos de generosidad, como Hormazábal, Tere Montrone, Clemente Pérez. Y capaz que ganen, al menos lo deseo.
Era que no... si soñar es lo mejor.
Pero, vamos a ganar, sin duda, para Chile.
Chile tendrá presidenta, no sólo por sus méritos, sino por de una coalición que ha dado estabilidad y crecimiento y ha abierto las puertas para iniciar el desarrollo como un desafío de toda la sociedad.
Era que no ganara... si se ha hecho tanto. Aunque porque se ha hecho tanto, nos demos cuenta que nos falta tanto.

5 comentarios:

Paz dijo...

Jaime, cuentanos... por que crees tu que Alvear 'debera' ser Presidenta de Chile en el futuro? Mi percepcion (y la de algunos de mis amigos) es que ella es muy buena en el trabajo, pero lamentablemente mala como candidata presidencial por el visible exceso de tension que afecta su naturalidad. Tendra acaso Chile dos Presidentas, una despues de la otra? Eso seria sorprendente!
Paz
@isla-bonita.blogspot.com

Antonio Lara dijo...

Jaime: y la Michelle? yo sé que votarás por ella en primera vuelta ¿o no? no es tu amiga, pero hoy más que nunca, creo que representa a los sectores más progresistas del país.Más aún con otro que desvergozadamente usa nuestros símbolos y el recuerdo de nuestros líderes. Dentro de mis lealtades se mantiene la Concertación a pesar de todo.

Anónimo dijo...

Jaime:

Sentí muy refrescantes tus palabras. La lealtad es un reencuentro con la Alta Política, tan mirada a menos por el invasor pragmatismo del mundo de hoy.
Sobre lo que dice Paz, a quien no tengo el gusto de conocer, que deja ver cierta o mucha aprensión porque Soledad Alvear sea Presidenta luego que Michele Bachelet (en caso de serlo), pues es cierto que Soledad muestra tensión, rasgo trabajable como ella suele trabajar sus rasgos, lo mismo que deberá hacer Michele para ser más segura y no perder su simpatía y frescura, un poco extraviadas en el fragor de las últimas semanas.

Pedro Lira, lunes 5 de dic.

Jaime Hales dijo...

PARA TOÑO LARA:
Amigo, si lees las líneas finales del artículo, verás que voto por la
candidata con más convicción concertacionista que individual. Aunque tu
líder Adolfo - no Hitler - diga otra cosa, Alvear es mejor que Bachelet.
No hay alternativa real a la propuesta concertacionista y eso es mejor que
cualquiera de las otras ofertas.
Vamos a ganar. La pregunta es: ¿Y de ahí para adelante qué?

Adolfo Braüchi Mesina dijo...

Jaime:
Quiero referirme al último párrafo que entregas a Toño Lara:
"La pregunta es:¿Y de ahí para adelante que?.

De verdad no tienes respuesta a aquello? Cuando tu vida ha sido de vivir en revoluciones, desde la que hicimos en Libertad a las otras, de ideas y actos para sacar al Dictador de sus aposentos. Tu voz (o tu pluma) y tus ideas claras, empujaron siempre para el lado correcto.
En el gobierno de Michelle Bachelet tendremos que recuperar espacios ciudadanos que permitan la expresión real de todo un pueblo.
También reclamar el que se nos escuche y participar activamente para rearticular las redes sociales, tan necesarias hoy en nuestra sociedad.

Saludos